sábado, 3 de abril de 2021

ECUADOR: MATASELLOS "ALEMANES"

Imagen 1.- Tixán, uso más antiguo conocido
(colección Teddy Suárez)
Teddy Suárez Montenegro
aquacorp@hotmail.com
Juan Pablo Aguilar Andrade
actualidadfilatelica@gmail.com

En el activo grupo de Whatsapp del Club Filatélico Guayaquil se planteó, hace poco, el caso de los matasellos numerados que se usaron en el Ecuador durante buena parte del siglo XX. Eso nos ha animado a presentar este primer ensayo de estudio sobre el tema, al que sin duda los colegas podrán aportar datos adicionales y que, creemos, puede ser de utilidad para los interesados en estas marcas postales.

Sin que se pueda precisar una fecha, desde la segunda mitad de la década de los veinte del siglo pasado, empezaron a utilizarse en el Ecuador unos matasellos fechadores circulares, que identificaban las diferentes estafetas con su nombre, les asignaban un número e identificaban la provincia y el cantón a que pertenecían. Lo más probable es que hayan empezado a utilizarse en 1927, pues la lista inicial de oficinas a las que se asignó matasellos, empata casi exactamente con el presupuesto de Correos que se aprobó a fines de ese año. El uso más antiguo que conocemos es del 9 de julio de 1927, en una estampilla suelta cancelada en Tixán, provincia de Chimborazo (imagen 1).

Sin que sepamos el motivo, entre los filatelistas ecuatorianos estos matasellos son conocidos como “alemanes”; no hemos encontrado ningún dato cierto que pueda explicar esta denominación, que ha pasado de boca en boca, no sabemos desde cuándo, y que podría deberse al lugar de fabricación o a similitudes en el diseño.

Se usaron fundamentalmente hasta los años cincuenta, cuando empezaron a ser reemplazados por otros fechadores. De todos modos, hay casos en que se los encuentra aplicados en piezas de bien entrados los años sesenta.

Aunque se aplicaron generalmente en color negro, también hay casos en que aparecen en colores violeta, rojo o verde.

Imagen 2.- Diseño básico de los matasellos iiciales tipo A

En su primer diseño, que llamaremos tipo A (imagen 2), estos matasellos eran de dos tamaños diferentes: los de las capitales de provincias tienen un diámetro de 35 mm. (A1), mientras que miden 30 mm. los de otras localidades (A2). Son metálicos y su diseño es básicamente el mismo: un doble círculo cortado por dos líneas dentro de las cuales aparece la fecha (mes abreviado, día y año), con una estrella a cada lado únicamente en los matasellos de mayor tamaño. En la porción superior del doble círculo consta el nombre de la población, mientras que la porción inferior se divide en tres partes, con el número asignado a la oficina en el centro y las abreviaturas de la provincia y el cantón en los segmentos izquierdo y derecho, respectivamente (imagen 3).

Imagen 3.- Izquierda, matasellos A1, para capitales de provincia (estrella a los lados de la fecha y 35 mm. de diámetro)
y A2, para otras localidades (sin etrellas y de 30 mm. de diámetro)

No cabe duda que la asignación de números se hizo a partir de la lista de oficinas ordenadas alfabéticamente: Abdón Calderón (Manabí), tiene el número 1, Alamor (Loja) el 2, Alangasí (Pichincha), el 3, y así sucesivamente. Zaruma (El Oro), es la última oficina de la lista, con el número 219.

Imagen 4.- Matasellos de Ancón. Nótese la diferente tipografía
en el número y la abreviaturas de la provincia y el cantón

A partir del número 220, que corresponde a la oficina de Ancón (Guayas), hay una segunda lista en la que no se sigue un orden alfabético. Los números siguientes, 221, 222, 223 y 224, son los de las oficinas de Puerto Baquerizo Moreno (Galápagos), Alapicos (Santiago-Zamora), Baeza (Napo Pastaza) y Cagonomá (Loja), respectivamente.

Al parecer, conforme se creaban nuevas oficinas se les incorporaba a la lista, probablemente en grupos, si se toma en cuenta las diferencias de diseño que empiezan a notarse en los canceladores.

La oficina de Ancón que, con el número 220 es la primera de la segunda lista, que no sigue un orden alfabético, es la última que tiene un matasellos tipo A, aunque se nota una tipografía distinta en las iniciales de la provincia y el cantón y en el número (imagen 4).

El matasellos de Puerto Baquerizo Moreno tiene asignado el número 221, pero su diseño es muy diferente: un doble círculo con el nombre de la localidad en la parte superior y la inscripción ISLAS GALÁPAGOS en la inferior. En centro del círculo está cruzado por dos líneas entre las cuales se anota la fecha a mano y dejan un segmento en la parte superior, donde está escrito ECUADOR, y otro en la inferior, en el que aparece el número de la oficina. Lo hemos clasificado como E1 (imagen 5).

A partir del matasellos 222, correspondiente a Alapicos, el diseño se modifica ligeramente, por lo que lo consideramos como un nuevo tipo, el B (imagen 6). La distancia entre los círculos exteriores es de 5 y no de 6 mm., como en los canceladores anteriores y a cada lado de la fecha hay una X.

Hay una sola excepción al uso de matasellos A1 por las capitales de provincia y se da, precisamente, en el matasellos tipo B de la ciudad de Macas, capital de la provincia de Santiago Zamora, en la Amazonía ecuatoriana. Desconocemos las razones, pero esta capital provincial no recibió un matasellos en el primer grupo, como sí ocurrió con Tena, capital de la otra provincia amazónica, Napo Pastaza. Macas recibió su matasello en este segundo grupo, adjudicándosele el número 232.

Imágenes 5 y 6.- Baquerizo Moreno, matasellos 221 (Galápagos), con diseño propio (tomado de T.G.Dodd,
Galapagos Islands - A Philatelic Study, p. 19. A la derecha, matasellos tipo B

El de Tipococha, en la provincia de Cañar (258) es el último que estamos seguros que era del tipo B, pero no hemos visto los matasellos siguientes. El número 270, de Pimampiro, en la provincia de Imbabura, aparece ya con un nuevo diseño, que clasificamos como C (imagen 7). Los canceladores metálicos fueron reemplazados por gomígrafos con un doble círculo de 31 mm. de diámetro, que ya no eran fechadores. El doble círculo aparece solo como dos segmentos, uno superior con la palabra CORREOS y uno inferior dividido en tres espacios como en los matasellos anteriores, y con el mismo contenido. Entre los dos fragmentos consta el nombre de la oficina.

El matasellos 294 de Archidona (Napo Pastaza) es el último de tipo C. A partir del 295, correspondiente a Achupallas (Chimborazo), se utiliza un nuevo gomígrafo, al que le asignamos el tipo D (imagen 8). Es el mismo diseño anterior, pero el matasellos se encuentra dentro de un círculo exterior. Tienen un diámetro de 33 mm.

Todavía hay varios números cuya oficina no conocemos y oficinas cuyos matasellos son parciales o ilegibles e impiden conocer el número asignado. La última oficina de la lista, que hasta hoy hemos podido identificar, es el 424, de Logroño, en la provincia de Morona Santiago. Que la provincia esté identificada con este nombre, indica que el cancelador es posterior al 10 de noviembre de 1953, fecha en la que se dividió la antigua provincia de Santiago Zamora y se crearon las provincias de Morona Santiago y Zamora Chinchipe (Registro Oficial 360, 10 de noviembre de 1953).

Imágenes 7 y 8.- Matasellos tipo C (izquierda) y D

Hay casos en que, manteniendo el número de la oficina y la identificación de provincia y cantón, se utilizaron matasellos con diferencias en el diseño que reemplazaron a los originales, seguramente porque estos últimos se perdieron o quedaron inutilizados.

El caso más temprano y destacado es el de Manta. El matasellos original, con diseño tipo A, desaparece tempranamente y es sustituido por un total de cinco matasellos distintos, aunque con diseños similares. El primero, el más común, se utilizó en la década del treinta. Le siguieron un segundo, al parecer a fines de esa década, un tercero en el paso de los treinta a los cuarenta, un cuarto ya avanzados los años cuarenta y un quinto en los cincuenta.

También en Pasaje, oficina 125 en la provincia de El Oro, que tuvo el cancelador tipo A2 del primer grupo, se utilizó en los años cuarenta un gomígrafo similar al tipo C, pero con el nombre de la oficina en el semicírculo superior y la palabra CORREOS al medio.

Un caso curioso es el de los matasellos de la actual provincia de Cotopaxi. Cuando se hicieron los primeros matasellos, la provincia tenía su nombre original de provincia de León, y son esas las siglas que constan en los canceladores. En 1938, la provincia cambió de nombre y se adoptó el actual de Cotopaxi (Decreto Supremo del 31 de mayo de 1938, RO 179, 2 de junio de 1938), pero las siglas de los matasellos siguieron siendo Ln. (León), y así se utilizaron incluso hasta los años sesenta. La primera oficina cuyo cancelador incorporó la nueva denominación fue la de Chugchilán (número 313).

No hay comentarios:

Publicar un comentario