miércoles, 17 de febrero de 2021

LOS PASOS LEJANOS DE PLÁCIDO RAMÓN DE TORRES. LAS ANDANZAS DE UN FALSIFICADOR POR OTROS CONTINENTES (I)

Gerhard Lang-Valchs

Introducción

Hasta hace poco el litógrafo, comerciante filatélico y falsificador de sellos español Plácido Ramón de Torres (1847-1918) era tenido por una figura de segunda o tercera fila dentro del mundo de la falsificación. Esta valoración se basaba en la reducida cantidad de falsos atribuibles a él y en la falta de destreza que se le suponía a la hora de copiar los originales. Los descubrimientos de los últimos años nos obligan, sin embargo, a corregir esta visión y a colocar a Torres entre los más destacados falsificadores del siglo XIX.

Este artículo solamente puede dar unas pinceladas al respecto, ya que son muchos los detalles que llevaron a esta conclusión, demasiados para un artículo corto de una revista filatélica. Tanto el lector interesado como el experto crítico encontrarán a través de las referencias incluidas en este artículo, acceso a los resultados pormenorizados que avalan mi afirmación. Este artículo pretende explicar, a través del análisis de unos casos chocantes, llamativos y significativos, cómo se ha podido llegar a descubrir su extensa labor falsificadora y el alcance de sus actividades.

Las ilustraciones

El primer paso que reveló a qué se dedicaba Torres era el descubrimiento de su extensísima actividad como litógrafo e ilustrador.[1]  Empezó muy joven a trabajar para su mecenas, el florentino anticuario, editor y comerciante filatélico Elia Carlo Usigli (1812-1894), que había descubierto su talento y su pasión por los sellos.[2] Hacía ilustraciones de sellos postales, sobre todo de los recién emitidos, que Usigli logró colocar en las revistas de Jean-Baptiste Moens (Le Timbre Poste) y de Henry Stafford Smith (Stamp Collectors Magazine).[3] De ahí pasaron a otras revistas y los correspondientes catálogos, a los de Stanley Gibbons, Pierre Mahé, Charles Roussin, Alfred Moschkau y de otros tantos menos conocidos, llegando incluso a algunos catálogos americanos.[4] En los álbumes y catálogos de William Lincoln o Arthur Maury, encontramos sus ilustraciones a veces hasta bien entrado el siglo XX. El último gran catálogo de Moens, publicado en 1893, contiene nada menos que 5.517 de sus ilustraciones.[5]  



Los falsos “menores”

El segundo paso fue el descubrimiento de los “falsos menores” de Torres. Estos no eran solamente una especie de pruebas o sobras que le habían quedado tras la producción de las ilustraciones, sino mayormente “copias privadas” en color, a veces también en colores de fantasía, que primero su patrón y luego también Torres por su cuenta, comercializaban metiendo esos ejemplares en paquetes de sellos, convirtiéndolos así en falsos. En su propio Álbum de sellos..., publicado en 1879, encontramos 1.242 de ellos, en su mayoría publicados anteriormente por otros. Esta obra sirvió y podrá seguir sirviendo como “manual” para la detección de esa parte de sus falsificaciones.[6] 

Los llamo “falsos menores” porque se trata, en su mayoría, de valores pequeños de las series que se venían emitiendo a lo largo de los años, falsos, pues, de poco valor comercial. Esto es al mismo tiempo también la razón por la que se quedaron durante mucho tiempo sin documentar, si es que fueron descubiertos. Su poca importancia y su ínfimo valor comercial determinaron su condición de “falso paria”, así que simplemente se eliminaron sin que nadie les considerara dignos de ser presentados, descritos o documentados.



[1] Gerhard Lang-Valchs [GLV]: Los grabadores de Jean-Baptiste Moens, Eco Filatélico, sept. 2017, p. 30-32 (1ª parte); oct. 2017, p. 25-27 (2ª parte).

[2] Il conte Giulio Cesare Bonasi accusato di frode, Qui Filatelia, sept. 2016, p. 5-9.

[3] GLV: Early British Stamp Experts and Spanish forgeries, The London Philatelist, April 2017, vol. 126, 1444, p. 132-138.

[4] The Early Scott Catalogues and Their Illustrations. Discovering a Spanish Forger’s Footprints, Collectors Club Philatelist, nº 96, Nov.-Dec. 2017, p. 205-210. GLV: Die falschen Fuffziger des Dr. Moschkau. Das kommt mir Spanish vor, Deutsche Briefmarken Zeitung [DBZ] 2017, núm. 3, p. 20-23 (1ª parte); núm. 4, p. 26-27 (2ª parte).

[5] The Lincoln Stamp Album and Catalogue …, 8th edition, London 1892; Arthur Maury: Album illustré de timbres-poste, 1920. GLV: Moens, Torres y los primeros catálogos españoles, Eco Filatélico, abril 2018, p. 24-29.

[6] Nigel Gooding, GLV: The first modern stamp album – a handbook for detecting fakes and forgeries. The case of the Philippine stamps. Philippine Philatelic Journal, First Quarter 2019, p. 5-13 (1st part), Second Quarter 2019, p. 5-13.

No hay comentarios:

Publicar un comentario