martes, 25 de abril de 2017

LAS ESTAMPILLAS COMO FUENTE DE CONOCIMIENTO: UNA ANÉCDOTA DE ROOSEVELT

Es un lugar común ese de que las estampillas son fuente de conocimiento; no hay tema que no aparezca en ellas, y quienes las coleccionan pueden abordar los más variados campos del conocimiento humano,gracias a las figuritas impresas en esas piezas de papel.

Ernest A. Kehr cuenta, en El Apasionante Mundo de la Filatelia, una anécdota que tiene como protagonista a Franklin D. Roosevelt, filatelista y presidente de los Estados Unidos, que ilustra mejor que nada ese lugar común. Ocurrió en una reunión del Consejo Aliado de la Guerra del Pacífico, un año después del ataque japonés a Pearl Harbor.

Franklin D. Roosevelt trabaja en su colección de sellos

"El señor Walter Nash, delegando de Nueva Lezandia -cuenta Jehr-, propuso que las fuerzas aliadas ocuparand eterminadas islas como punto de apoyo para el avance hacia Tokiio. El presidente Roosevelt meditó unos momento y luego replicó: 'Estaría muy bien, pero quizás convendría más apoderarse de Mangareva'. Nash se sentía molesto al tener que admitir su desconocimiento de esa isla, situada en el archipiélago de Tuamotu y dependiente de la administración postal de Tahití, pero Roosevelt le explicó: 'Dista algunas miles de millas de Nueva Zelandia, la conozco porque soy coleccionista de sellos'. Y no pasó mucho tiempo sin que las fuerzas aliadas se dirigieran a Mangareva".

No hay comentarios:

Publicar un comentario