lunes, 26 de octubre de 2020

LAS EXPOSICIONES VIRTUALES SE PONEN DE MODA

Tomado de Costa Rica Filatélica, No. 144, Nota Editorial, p. 2

En nuestro registro, el Reto Filatélico, organizado por un grupo de coleccionistas de América, en conjunto con el medio Actualidad Filatélica y con el apoyo de Mi Oficina, fue la primera. El tamaño indicado para las presentaciones era de un marco (en hojas de cualquiera de las dimensiones admitidas). El tema de la convocatoria fue “Las emergencias, ayer y hoy”, y se recomendaba tratar asuntos como pandemias, apocalipsis, medicina, esperanza, correos en epidemias y en emergencias, etc. y el tratamiento podía centrarse en las clases tradicional, temática, historia postal, clase abierta e incluso otras.

Se convocó en marzo y las colecciones se publicaron en la red en mayo; luego siguió la calificación y, por último, el 1 de junio, en la reunión diaria de Mi Oficina Philatelic Society se anunciaron los resultados del Reto Filatélico. En el sitio respectivo en YouTube, puede verse la actividad completa.




Las colecciones fueron juzgadas por los propios participantes y, según los organizadores, la experiencia solo cabe calificarla como positiva. La ganadora, entre las colecciones presentadas en la Clase Temática, fue “La rabia locura - la enfermedad más temida”, de Enzo Bellini (Uruguay). Destacaron también, y ocuparon el segundo y el tercer lugar, respectivamente, “Pandemia”, de Omar Carrillo (Perú) y “Ambulare: Transportando al herido, de Edward Vianna (Panamá). Una colección de Ross Towle sobre “Correo Desinfectado de Chile” ganó el premio en la clase de Historia Postal.

Costa Rica participó con brillo con cuatro colecciones en la clase de competencia:

       César Alonso Sancho: “La Gestión del Riesgo de Desastres”,

       Luis Escalante: “Las Grandes Epidemias del Siglo XX en Costa Rica: Papel del Dr. Carlos Durán”,

       Oscar Porras y Paula Porras: “Malaria, una pandemia del pasado y del presente”,

       Fernán Pacheco: “El Seguro Social de Costa Rica Frente a la Pandemia. Los Timbres de Seguridad        Social”.

Las colecciones siguen en exhibición y pueden verse pulsando AQUÍ.



Asimismo, en junio se abrió la Exposición Virtual de Filatelia Temática VirTemPhil 2020, organizada por las comisiones Temática y Juvenil de la Federación Interamericana de Filatelia, presididas por Roberto Cravero y Christian Gabriel Pérez. Esta contó, del mismo modo, con el auspicio de Mi Oficina y de la FAEF. El jurado estaba integrado por Peter Suhadolc de Eslovenia, Presidente; Christian Pérez de Argentina, Secretario; Bernard Jimenez de Francia, Francisco Piniella de España y Eliseo Rubén Otero de Argentina.

Participaron 55 colecciones de 12 países diferentes Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, Eslovenia, España, México, Perú, Portugal y Uruguay. Las que obtuvieron las mejores evaluaciones fueron: “Colón rumbo a las Yndias, de José Ángel Gándara de España, con 91 puntos, Gran Premio de la Exposición; “The Emblems of Independent Peru, de Sergio Recuenco de Perú con 88 puntos (clase de un marco); y “Del eoceno a nuestros días: el caballo”, de Valentín Guillen Lemus de Argentina, clase juvenil, grupo B, Medalla de Vermeil Grande con 87 puntos.

Todavía pueden verse las colecciones pulsando AQUÍ.

Conforme informáramos en nuestro número anterior, también en el mes de mayo, entre el 18 y 30, tuvo lugar una exposición virtual de carácter privado, organizada por la empresa Filatelia Ananías de Belem, Bra-sil. Participaron en ella 25 colecciones de un marco (y unas cuantas en literatura) repartidas en dos grupos, uno de ellos estrictamente competitivo. La mayoría de las colecciones era de Brasil, había seis de Portugal, dos de Israel y una de Chile. Las reglas de participación y de exhibición eran menos rigurosas que las norma-les en las competencias internacionales y la mayor parte de las participaciones parecen de nuevos coleccio-nistas. La lista de miembros del jurado (9) incluye algunos filatelistas reconocidos y, en apariencia, ninguno es juez acreditado por FIP. Las puntuaciones se dieron con base en 10 y nadie alcanzó el 90%. Se adjudica-ron tres medallas una de oro, una de plata y una de bronce, más un trofeo especial a la colección más favore-cida por el público. No debe sorprendernos que esta última fuera un artículo muy correcto, explicativo, de seis páginas, “Metaselos” de Clara Sophia B. Calazans.

Otra más. La Federación Española de Sociedades Filatélicas (FESOFI) acaba de anunciar que optará por esa alternativa para realizar la exposición nacional española. Se había previsto que la misma ocurriera, según los formatos habituales, en la ciudad de Cáceres, entre el 28 de octubre y el 1 de noviembre. Pero, ante la ausencia de condiciones para llevarla a cabo, la Asociación Cultural, Filatélica y Numismática Cacereña debió renunciar a la preparación de la EXFILNA y, como anuncia la Federación Española, en 2020 ésta actividad será on-line.

sábado, 24 de octubre de 2020

YAMIL KOURI GANÓ EL GRAN PREMIO EN EXPOJALFIL

La rosa, símbolo de Guadalajara, fue la imagen escogida por Jalisco Filatélico, organizador de EXPOJALFIL 2020, para los premios de esta exposición mexicana que este año se hizo en modalidad virtual y recibió colecciones de toda el área de la Federación Interamericana de Filatelia.

El Gran Premio de la Exposición fue para Yamil Kouri, de Estados Unidos, por su colección de Historia Postal British Packets and Cuba.


Yamil Kouri, Gran Premio en EXPOJALFIL, y parte de los asistentes a la ceremonia de clausura

En las colecciones de un marco, los primeros lugares, por categoría, los obtuvieron, en Temática, Sergio Recuenco, de Perú, con Los Emblemas del Perú Independiente;  en Fiscales John G, MacEntyre, de Canadá, con 1876 Canada: Firsts Canadian Weights and Measures Revenue Issues; y, en Historia Postal, Jaime Benavides Villarreal, de México, con Correspondencia Jesuita en el Tiempo del Correo Mayor en la Nueva España (1736-1767).

Sellos de Derecho Judicial - Estudio de su uso en Cuca, de Raudel Busto, de Cuba, fue la mejor colección multimarco en la clase Fiscal. En temática, el galardón fue para el argentino Roberto Néstor Cravero, con Dibujos de la Tierra.

El primer  lugar en Enteros Postales lo ocupó José Carlos Rodríguez Piñero, de España, con Enteros Postales de México. Medios de Transporte del Correo, Serie "Mulitas". 

De izquierda a derecha, Sergio Recuenco (Perú), Roberto Cravero (Argentina), Jaime Benavides (México), José Carlos
Rodríguez Piñero (España) y Raudel Busto (Cuba), quienes obtuvieron los primeros lugares en Temática Un Marco, 
Temática,  Tradicional Un Marco, Enteros Postales y Fiscales, respectivamente

En la Clase Literatura, el peruano Abraham Valencia se llevó las felicitaciones del Jurado por su trabajo No todo lo que brilla es filatelia - emisiones prohibidas.

De las dos colecciones ecuatorianas, la del Timbre Escolar, en un marco, de Juan Pablo Aguilar Andrade, recibió 88 puntos, y la de material de archivo en la época de oro, entre los años 1952 y 1975, de Teddy Suárez, obtuvo medalla de oro.

El palmarés completo lo pueden consultar pulsando AQUÍ.

Octavio Chapa, Ernesto López, Luiz Claudi Fritzen y David Braun, durante sus intervenciones en la ceremonia de clausura

La ceremonia de premiación, transmitida vía Zoom, contó con la presencia de filatelistas de todo el continente. El presidente de Jalisco Filatélico, Ernesto López, presentó el acto y agradeció a todos quienes, de una u otra manera, dedicaron sus esfuerzos al éxito de la exposición. Luis Claudio Fritzen, presidente de la Federación Interamericana de Filatelia, se dirigió también a los asistentes y destacó el impulso que, con motivo de la pandemia, se ha dado en América a los medios virtuales para la difusión filatélica, en el que es, sin duda, el ejemplo más destacado que existe al momento en el mundo. Finalmente, el esfuerzo de la Exposición y los logros de la filatelia americana y los lazos de unión que se han ido reforzando entre sus integrantes, fueron destacados por David Braun, presidente de Coleccionistas Filatélicos Unidos de México.

La Exposición se clausuró, pero las colecciones seguirán en exhibición. Pueden verlas pulsando AQUÍ.  

viernes, 23 de octubre de 2020

EL 24 DE OCTUBRE SE CLAUSURA EXPOJALFIL, PERO LAS COLECCIONES CONTINUARÁN EN EXHIBICIÓN

Como hemos venido informando en este blog, la tradicional exposición mexicana, EXPOJALFIL, se realizó este año en modalidad virtual, con la presencia de expositores de todo el continente. Este sábado 24 de octubre de 2020, se realizará el acto de clausura del certamen, pero las colecciones seguirán en exhibición. Incluyen una selección digna de verse y estudiarse, que pueden visitar pulsando AQUÍ.

La clausura se realizará a las seis de la tarde, hora de Guadalajara (GMT -5). Se utilizará la plataforma Zoom y todos están invitadoa a asistir pulsando AQUÍ. No dejen de hacerlo.

La Exposición se inauguró el 17 de octubre de 2020. Pueden ver la ceremonia inaugural pulsando AQUÍ.

El emblema de Jalisco Filatélico, club organizador de EXPOJALFIL, y una imagen de la inauguración del certamen

Se exhiben un total de 62 colecciones, 31 mexicanas y 31 de otros países, presentadas por 53 expositores con un total de 180 marcos.

Pronto conoceremos los resultados de esta nueva exposición virtual, que sigue el camino iniciado por Reto Filatélico y VirTemFil 2020. El juzgamiento de las colecciones estuvo a cargo de un jurado internacional, integrado por Miguel José Casielles, Harry Day Hegg, Luis Fernando Díaz, Jesús Antonio Garfias y José de Jesús Solero.

Felicitaciones a Jalisco Filatélico, club que organizó esta cita filatélica virtual, y al Comité Organizador presidido por Ernesto López.

sábado, 17 de octubre de 2020

LA SESIÓN SOLEMNE DEL CLUB FILATÉLICO GUAYAQUIL

Conforme anunciamos en este blog, este sábado 17 de octubre de 2020 se realizó la sesión solemne por el cincuentenario del Club Filatélico Guayaquil y la inauguración del nuevo local social.

Una buena cantidad de socios se dio cita en las nuevas instalaciones para recordar estos primeros cincuenta años del Club. Melvin Hoyos fue el encargado de recordar el desarrollo histórico de esta importante agrupación filatélica. El Club tributó un justo reconocimiento a cuatro de sus socios: Melvin Hoyos recibió la designación de presidente vitalicio; Gustavo Novoa Bejarano, ex presidente de la República, fue declarado socio honorario; se homenajeó también a José Valdivieso y se agradeció el esfuerzo y la dedicación de Daniel Chiang, actor fundamental para la adquisición del nuevo local.

Presentamos un reportaje gráfico de lo ocurrido la mañana del 17 de octubre en el Club Filatélico Guayaquil.

Los socios del Club Filatélico Guayaquil que asistieron a la sesión solemne del 17 de octubre de 2020. De izquierda a derecha,
sentados, Elvis Vélez, Samir Chedraui, Melvin Hoyos, Roberto Ortiz, Roberto Mastalir, José Valdivieso, Antonio Hacay y Daniel Chiang.
De pie, Kattya Vélez, Miguel Chevasco, Francisco Cucalón, Álvaro Dahik, José Towsend, Carlos Moserratte, Omar Yturralde, 
Jorge Luis Alvarado, Guillermo Wright, Yasel Hernández, Jorge Gaibor, Jaime Zambrano, Holger Álava, Ulises Torres y Wilson Gallegos

Un espacio del nuevo local social del Club Filatélico Guayaquil

Pastel y vino conmemorativos del cincuentenario

Los socios empiezan a llegar al acto conmemorativo

La mesa directiva, de izquierda a derecha, Elvis Vélez, Melvin Hoyos, Roberto Ortiz, Daniel Chiang y Holguer Álava. A la derecha, José Valdivieso

Un momento del acto conmemorativo

Roberto Ortiz, presidente del Club, se dirige a los asistentes. Junto a él, Elvis Vélez y Melvin Hoyos



Asistentes al acto conmemorativo

Melvin Hoyos habla sobre la historia del Club y recibe la designación de presidente vitalicio

Develamiento de placa de agradecimiento a los socios que contribuyeron para el nuevo loca, homenaje
a José Valdivieso y palabras de Álvaro Dahik; junto a él, Samir Chedraui

Daniel Chiang, quien fue homenajeado por el impulso dado a la adquisición del nuevo local social

Fotos tomadas del chat del Club Filatélico Guayaquil


viernes, 16 de octubre de 2020

UN TIMBRE FISCAL ARGENTINO REALMENTE RARO

Miguel Emilio Ravignani

1. El sello en cuestión

Hace poco tiempo, tuve la suerte de acceder a un archivo documental que me brindó bastante material sumamente interesante para engrosar mi colección de timbres de ley de sellos nacionales de la República Argentina. Entre todas las piezas adquiridas, se destacó una escritura que tiene un sello que resultó ser toda una revelación.



Estamos hablando de un sello de la década de 1960; más precisamente, al año 65 al que corresponde la serie Z. Hasta el momento, el valor más alto que se conocía de esa época era el de 100.000 pesos. Los coleccionistas fiscales conocemos sellos de este valor de los años 1960, 1968 y 1969, el primero de ellos sumamente escaso y los otros dos medianamente raros. De modo que este sello de 300.000 venía a ser toda una revelación.

2. Una viñeta sorprendente

En ese año 1965, la serie de timbres de ley de sellos tenían 5 imágenes diferentes, todas originadas en 1857. Para los valores de 10.000 pesos o más se utilizaba este diseño del mapa del país. Pero resulta que no se trata de un mapa normal, sino que tiene una particularidad realmente sorprendente.



Y para entenderlo, comencemos por hablar del Territorio Nacional de Los Andes: resuelta la cuestión de límites entre Argentina y Chile en la región Noroeste de nuestro país, conocido como región de la Puna de Atacama, se creó el Territorio Nacional de los Andes, por ley 3.906, promulgada el 13 de enero de 1900. Este territorio, que ocupaba regiones al oeste de las provincias de Jujuy, Salta y Catamarca, existió hasta 1943, cuando el decreto 9.375, del 21 de septiembre, dispuso su disolución, y que su territorio se distribuyera entre las provincias mencionadas: El departamento de Susques pasó a jurisdicción de la Provincia de Jujuy; el de Pastos Grandes al territorio de Salta, y Antofagasta de la Sierra, a Catamarca. Y aquí viene lo sorprendente, el mapa de nuestro país que se adoptó ya en 1957, y se continuó utilizando hasta 1985, conservaba la delimitación del Territorio Nacional de Los Andes, que había sido disuelto en 1943. ¿Por qué? Pues, no hay explicación posible.

De izquierda a derecha, sello de $ 30.000 de 1958, muestra del sello de $ 100.000 de 1968,
detalle anterior donde se aprecia el Territorio de Los Andes, y sello de $ 10.000 de 1984


3. Un valor fuera de serie

Como ya mencioné, sólo en 1965 se emitió este valor de 300.000 pesos, que en ese momento equivalía a unos 1.300 dólares. Pero el documento en el que pude hallar dos de estos raros sellos fue labrado cinco años más tarde, en 1970, cuando el sello poseía un valor de 750 dólares. Es que la del 60 fue una década de bastante depreciación de nuestra moneda nacional, lo que llevó que a partir del 1° de enero de 1970 se modificase el signo monetario de nuestro país, pasando del peso moneda nacional al peso ley 18.188, con la relación m$n 100 = $ 1,00 ley 18.188. De modo que, en el momento del uso de estos raros sellos, había que considerarlos en su nuevo valor de $ 3.000 ley 18.188. Hay que señalar que, en ese año, en que se emitió la serie E de timbres de ley de sellos con valores en la nueva moneda, no se llegó a un valor tan alto como de la estampilla que estamos considerando; y en 1971, tampoco. Recién en 1972, encontramos un valor de $ 3.000 ley 18.188, serie G que, para esos momentos, equivalía a 300 dólares. Es decir que tuvieron que pasar 7 años para que la Casa de Moneda emita un timbre que equivaldría al raro 300.000 serie Z, pero ya con un valor real equivalente a menos de la cuarta parte de éste.

¿Y qué era lo que se estaba abonando con este sellado tan alto de m$n 642.000 del 8 de julio de 1970, que debía interpretarse como $ 6.420 ley 18.188, y que equivalía a 1.605 dólares? Ni más ni menos la escritura de un lujoso departamento de 372 metros cuadrados, con derecho a cochera en el barrio de Palermo de la Ciudad de Buenos Aires. Y una simple observación que confirma la rareza de estos timbres: luego de cinco años de emitido, el número de control nos indica apenas se habían utilizado unos 780 ejemplares de estos valores, mientras que el de 20.000 pesos, que databa de 1968, ya se habían utilizado más de 96.000.

Este hallazgo nos demuestra que, aunque se trate de filatelia moderna, también podemos encontrarnos con interesantes piezas para enriquecer nuestras colecciones, en este caso, de la clase fiscal.

LOS SOBRES DE MI OFICINA

Desde 2019, Mi Oficina ha querido conmemorar su presencia en exposiciones internacionales, por medio de sobre conmemorativos que se matasellan en una ceremonia especial, en realidad nada ceremoniosa. 

Los dos primeros sobres Mi Oficina, conmemorativos de la Exposición de Wuhan y de la visita a los Guerreros de Arcilla

Alfonso Molina es el encargado de la preparación de los sobres, que incluyen sellos postales oficiales y canceladores Mi Oficina, oficiales para nosotros aunque no tengan el visto bueno de ninguna administración postal.

Los sobres conmemorativos de la visita a Uruguay y de Buenos Aires 2019

Los primeros cuatro sobres que se prepararon estuvieron dedicados a la Exposición Internacional de Wuhan 2019; a la visita a los Guerreros de Arcilla, en China; al viaje a Uruguay y a la Exposición Buenos Aires 2019.

A la izquierda, la ceremonia de matasellado en Montevideo: Yigal Nathaniel, miembro del Directorio de la Federación Internacional de Filatelia
coloca el sello en presencia de Alfonso Molina y Walter Britz; al fondo, Alfonso Mollina "El Bueno".
A la derecha, el presidente de la Federación Internacional de Filatelia, Bernard Beston en la ceremonia de matasellado en Buenos Aires 2019

Para 2020 se tenían listos los sobres de las exposiciones de Sofía e Indonesia, que fueron canceladas a causa de la emergencia sanitaria y que, por ello, se han convertido en piezas no emitidas. Tienen, eso sí, sellos de arribo, al reverso, especialmente preparados para que sirvan como tales.

Los sobres no emitidos de las exposiciones de Indonesia y Bulgaria, con "marcas de llegada" al reverso

Cada emisión de sobres consta de 75 ejemplares, que se distribuyeron entre los asistentes a la ceremonia de matasellado.  Los sobres no emitidos se entregarán a los miembros de Mi Oficina apenas sea posible.

La próxima emisión se hará en 2021, para conmemorar PHILANIPPON.

A PANAMA ORIGIN/1856 ISSUE LETTER

James Mazepa
from Mexicana, Journal of MEPSI, April 1990
compiled by Jaime Benavides

This fascinating Panama origin letter (figure 1) would have been difficult, if not impossible, to understand several years ago. But with the growing volume of research in the early stamp-issuing period of Mexico, many puzzles can now be solved. This is one of them.

Figure 1

This letter originated from a port on the Pacific side of Panama (figure 2), as noted by the docketing endorsement, on February 13, 1858. The letter was carried out of the mails, most likely by the captain of the ship, as a favor to the merchant. He may have received some compensation for the courtesy, but exactly what remains uncertain. The next bit of evidence indicates that the letter passed through two forwarding agents (figure 3). The first of these was Oetling and Company in Colima who placed their cachet on the letter and then forwarded the letter to their friend-agent in Tepic, Ausperg Reike, after franking the letter with a one and two reales (Morelia district) 1856 issue stamps. One can assume the letter carried some shipping documents or samples which added the extra weight and necessitated the additional one real postage. An important agent such as the Oetling firm would not consider having his counterpart frank the letter! The letter was received by the firm of Ausperg Reike in Tepic who also placed his merchant's cachet on the letter and then delivered it to the Mexican post office which applied the "Franqueado en Tepic" cancellatioin. Thus, the letter has stamps used out-of-district. The postal service carried the letter to its destination, Mazatlan, and the German merchant, J. B. Jecker.

Figure 2

The double forwarding is rare and inusual, but how does one understand the routing? It is well known that ships of the Pacific Mail Steamship Company regularly made trips from Panama to San Francisco via Mazatlan. So why did the letter receive the routing it did? The answer is provided by a letter sent by the agents of the Pacific Mail Steampship Company, Farber and Babcock, to the firm of Oetling and Company dated April 16, 1857:

Figure 3

Per ship Golden Age                                                San Francisco

Oetling & Co.                                                           16 April 1857
Colima

Gentlemen,

Enclosed we beg leave to hand you a letter of introduction from Msr. Bghed & Lemmen of this city, to yourselves, from which you will perceive, the Steamers of the Pacific Mail Steamship Co. propose touching at Manzanillo, once each month, both on their voyages from Panama and San Francisco.

You may therefore expect on or about the 23rd of each month the steamer from Panama bound to this port and on or about the 25th of each month, the steamer hence for Panama.

We presume this arrangement will be most desirable to you, as it will prevent your treasures for either place remaining long at Manzanillo. We have sent your ships agent Mr. H. Ohlmeyer ... B/Logs both for Panama and this Port which he can have filled up and in readiness for each steamer on her arrival.

Our charge for freight will be one and a quarter per ounce primage either to this Port or Panama, which we trust may prove satisfactory.

You will at once perceive should we receive sufficient inducement to continue the proposed arrangements how many facilities we shall afford your city and the Port of Manzanillo and trusting you will lend your good name and influence to aid us generally and in particular in obtaining treasures. We remain very respectful.

                                                                                                           Forbes & Babcock
                                                                                                           Agents of the P.M.A.

This letter tells us that once a month the steamship would stop at Manzanillo, rather than at Mazatlan, on its way to San Francisco. Why Manzanillo? Probably because once a month there was enough merchandise to be picked up in Manzanillo. The other three stops a month were to be a Mazatlan, a much larger and more important port.

To my knowledge, only two Panama origin letters are known with the 1856 issue.

My thanks to Karl Schimmer who provided me with the Farber and Babcock letter and to Lois Deutschman who translated it.