martes, 25 de abril de 2017

LA AEROFILATELIA EN LA PRIMERA DISPERSIÓN DEL GRUPO ECUADOR

Cinco piezas de interés para la aerofilatelia ecuatoriana constan en el catálogo de la primera dispersión del Grupo de Estudio Filatélico Ecuador, que se realizará el próximo 6 de mayo de 2017, en Quito.

Lote 41.- Bloque de nueve sellos de tres sucres de la serie provisional
SCADTA de 1929, con borde de hoja derechoa. Precio base US$ 35
Dos de ellas incluyen sellos de la serie provisional de la SCADTA. La primera es un bloque de nueve sellos de tres sucres de la serie provisional SCADTA, de 1929, nuevo, con charnela y borde de hoja derecha. Se ha fijado, como precio base, US$ 35.
Lote 42.- Sello auténtico de 15 centavos rosa
con resello falso de 75 centavos. Precio
base US$ 20

Para los estudiosos de las falsificaciones de la serie SCADTA provisional, se ofrece una falsificación del resello de 75 centavos, sobre estampilla colombiana auténtica de 15 centavos. Se trata de un ejemplar matasellado, cuyo precio base se ha fijado en US$ 20.

Un precio base verdaderamente ventajoso es el que se ha fijado para la tercera pieza SCADTA de la dispersión. Se trata de un sobre franqueado en Guayaquil el 25 de octubre de 1930, con destino a Esmeraldas; tiene muy claros matasellos de salida y de llegada, este último en Esmeraldas el 26 de octubre de 1930. La pieza está franqueada con un sellos de un sucre de la serie definitiva (Iglesia de la Compañía), y una estampilla de 10 centavos de la serie Centenario de la República. Este último sello tiene una característica adicional, pues se trata de uno uso muy temprano para esta serie, utilizada con mayor frecuencia a partir de 1930. El precio base es de US$ 8.

Lote 44.- Sobre enviado el 25 de octubre de 1930, de Guayaquil a Esmeraldas, con sello de un sucre rosa de la serie SCADTA definitiva
y uso temprano de la estampilla de diez centavos Centenario de la República. Precio base US$ 8

Las otras dos piezas de aerofilatelia son dos postales de vuelos especiales de los años treinta.

Ambas tienen un precio base de US$ 25, cada una. La primera, de 1932,  corresponde al Primer Raid de Circunvalación a la República e incluye la imagen del avión Ecuador, cachet del primer despacho aéreo postal a Guayaquil con los pilotos de la escuadrilla militar, matasellos “alemanes” correspondientes al primer Raid de circunvalación de 10 provincias, etapas de Latacunga-Cuenca-Loja-Guayaquil-Quito. Franqueo 6 centavos con sello de la serie Centenario de la República y sello de la serie Centenario de la Independencia de Guayaquil.

Lote 54.- Tarjeta del Primer Raid de Circunvalación a la República, de 1932. Precio base US$ 25

La segunda, de 1935, es una tarjeta postal con “gráficas de la primera Flotilla Aérea, venida a Cuenca y compuesta de dos aviones Curtis, con motivo de la Primera Feria Internacional de Muestras. 8 de julio de 1934”. Tiene un Cachet de Biplanos Curtis con los pilotos Renella y Mantilla y cachet de primer correo aéreo Cuenca - Quito y matasellos tipo alemán de Cuenca y de Quito (13 de julio). La tarjeta tiene un mensaje fechado el 12 de julio de R. Contreras a Julio Almeida. Franqueo cinco centavos con sello de la serie Centenario de la República y sobretasa Casa de Correos de Guayaquil.

Lote 54.- Tarjeta del vuelo de la Flotilla Aérea a la Primera Feria de Muestras de cuenca (1934).
Precio base US$ 25

TAMBIÉN HAY ESPACIO PARA LA TEMÁTICA EN LA PRIMERA DISPERSIÓN DEL GRUPO ECUADOR

Aunque la primera dispersión del Grupo Ecuador está pensada, fundamentalmente, para los interesados en la filatelia ecuatoriana, tiene no pocas piezas que pueden ser de mucho interés para los filatelistas temáticos.

Sin duda los aficionados a la temática darán con ejemplares de interés para sus colecciones con una simple revisión al catálogo de la dispersión; les presentamos, sin embargo, algunos ejemplos de lo que podrán encontrar.

Uno de los matasellos publicitarios utilizados en el Ecuador en los años cincuenta, en este caso el que promocionaba la crema dental BINACA, es un buen ejemplo de lo dicho. Se trata del lote 52, que tiene un precio base de US$ 5.

Lote 52.- Sobre con matasellos publicitario de la crema dental BINACA. Precio base US$ 5

Para los coleccionistas de flora, fauna o temas de naturaleza, la dispersión incluye una pareja sin dentar de uno de los sellos de la serie de mariposas de 1970, uno de ellos con erro adicional (impresión con pliegue de hoja). El precio base se ha fijado en US$ 30.

Lote 54.- Dos parejas del sello de un sucre de la serie Maripososa de 1970, ambas sin dentar y una con error de impresión (plegado).
Nuevas con goma, precio base US$ 30

Piezas de mucho interés en este campo se encuentran en el capítulo de cuadernillos o booklets, que incluyen una selección de estas piezas entre las cuales hay una dedicadaa al Archipiélago de Galápagos y otra con la serie de orquídeas.

Lote 65.- Dos cuadernillos (bookletes)de la serie Galápagos. Uno con sellos de la serie Galápagos del 2006 y otro con sellos de la serie Piratas del Golfo de Guayaquil y Galápagos. Precio base US$ 11.

Lote 64.- Cuadernillo Orquídeas del Ecuador. Serie completa Orquídeas , bloque de diez sellos. Precios base US$ 10

La tira completa de la serie Aves del Bosque de Mazán, se ofrece sin dentar, con goma y sin charnela.

Lote 59.- Error, sin dentar. Serie completa, en tira se-tenant, cinco sellos Aves del Bosque de Mazán. Con goma y sin charnela. Precio base US$ 120

Puede ser de interés la guía de transporte de correo por vía terrestre, franqueada con una pareja del sello de la serie emitida para rendir homenaje al presidente Jaime Roldós Aguilera. Como saben los filatelistas ecuatorianos, en la estampilla en la que aparece la imagen de un soldado existen ejemplares con una mancha, conocida popularmente como la "bala en la pierna"; en este caso, la pieza que se ofrece tiene una pareja con un sello tipo y otro con el error.

Lote 56.- Variedad conocida como bala en la pierna del sellos de S/. 3,40 de la serie en homenaje al presidente Jaime Roldós. Pareja de sellos, uno con “bala en la pierna” y otro sin la variedad, en guía de transporte de correspondencia de la Empresa de Transportes Occidental. Sellos cancelados con el matasellos de la Empresa. Precio base US$ 10

Para los coleccionistas de las series UPAEP, la dispersión les ofrece un sobre franqueado con una pareja de sellos de la emisión 1994, uno de ellos con error (falta el emblema de la UPAEP).

Lote 58.- Error UPAEP. Sobre circulado de Quito a Berlín el 16 de junio de 1994 con sello de la serie Galápagos de 1992  y pareja de la serie UPAEP 1994 , uno con error (falta el emblema de la UPAEP). Precio base US$ 50

Finalmente, uno de los enteros postales tipo vista de la emisión de 1938, puede ser de interés para los aficionados a la temática náutica.

Lote 90.- Tarjeta tipo vista, primera emisión, color verde, número 29 (Las Peñas – Guayaquil). 15 centavos. Precio base US$ 20
Sin duda, los filatelistas temáticos toparán con más sorpresas si revisan el catálogo. Les invitamos a hacerlo.

MUERE LA PRIMERA MUJER ECUATORIANA QUE APARECIÓ EN UN SELLO DE CORREOS

La madrugada del viernes 21 de abril último murió, a los 95 años de edad, Carola Castro Jijón, gloria del deporte ecuatoriano.

Carola era esmeraldeña y estudiaba en el Normal Manuela Cañizares cuando, en 1938, integró la delegación ecuatoriano de participó en la I Olimpiada Bolivariana en Bogotá. Fue parte del equipo de baloncesto, paro participó en las carreras de cien y cincuenta metros, en las que obtuvo y el segundo y el primer lugar, respectivamente.

Un año después, en 1939, alcanzó en Lima el campeonato sudamericano en la carrera de cien metros. El triunfo de la atleta esmeraldeña despertó el entusiasmo en el Ecuador, fue recibida en triunfo en Quito y Esmeraldas y Eduardo Batallas, periodista de diario El Comercio de la capital ecuatoriana, la bautizó como Flechita de Oro.

Para entonces, y pese a que las celebraciones centenarios de la independencia hubieran sido una buena oportunidad para ello, ninguna ecuatoriana había aparecido en los sellos postales del Ecuador. La primera que lo hizo, gracias a sus triunfos deportivos, fue Carola Castro, cuya imagen ilustra la estampilla de 10 centavos para correo aéreo, de la serie conmemorativa de la Primera Olimpiada Bolivariana, emitida el 15 de marzo de 1939 (Banco Central 739; Scott C66).

Luego de ella, solo Marian de Jesús sería homenajeada en emisiones postales, la primera el 28 de noviembre de 1946, con motivo del tricentenario de su muerte, y la segunda para conmemorar su caninización, el 15 de febrero de 1952. A partir de esa fecha, hubo que esperar hasta 1976 para que se emitiera una estampilla en homenaje a los triunfos deportivos de Mariuxi Febres Cordero y al año siguinete para que apareciera un sello con el retrato de la escritora colonial Sor Catalina de Jesús Herrera.


ECUADOR: RESELLOS EN LAS TARJETAS TIPO VISTA DE 1939

Teddy Suárez Montenegro

Ecuador comenzó a emitir enteros postales en 1884, a poco de su ingreso en la Unión Postal Universal (UPU) y, entre las emisiones que ha hecho, se incluyen algunas de tarjetas vista, en 1939 y en años recientes a partir de 2005En todos los casos el objetivo principal ha sido mostrar los diferentes paisajes, ciudades, iglesias y monumentos del país, como medio de promoción turística.


A la izquierda, tarjeta vista de la primera emisión (atrio de la Catedral, en Quito); a la derecha, tarjeta de la segunda emisión (esquina de la calles Espejo y Venezuela, en Quito). La esquina de la capital del Ecuador que se muestra en la tarjeta de la segunda emisión, es la misma que aparece al fondo en la tarjeta de la izquierda.


En 1939 el Gobierno autorizó al Ministerio de Finanzas contratar con el Instituto Agostini de Novara (Italia), la emisión de 500.000 enteros postales tipo tarjeta vista, en dos valores: 15 y 50 centavos. Una segunda emisión tuvo su origen en la misma autorización, que contemplaba la posibilidad de emitir más enteros en caso de agotarse los de la primera. En este caso se imprimieron 25 enteros tipo tarjeta vista, sin numeración, con los mismos valores. 

Los sellos impresos al reverso de las tarjetas de la primera emisión
Este blog publicó, en su entrega anterior, un artículo de Georg Maier sobre estas tarjetas, por lo que dejamos de lado la información que se consignó ahí, y nos limitamos a reseñar los múltiples resellos que se colocaron sobre ellas.

Los resellos fueron aplicados localmente sobre el  valor impreso, probablemente con el propósito de desmonetizarlos y poder, así, distribuirlos libremente como instrumento de promoción turística.

Estos resellos han generado una innumerable cantidad de variedades filatélicas debido a que a cada uno de ellos hay que multiplicarlo, primero, por cada uno de los motivos, y luego por los tres colores en que se imprimieron las dos series de postales.

Estampillas impresas al reverso de las tarjetas de la segunda emisión
A continuación se detallan los resellos de la primera y segunda emisión que hasta la fecha, han sido identificados.

RESELLOS EN LA PRIMERA EMISIÓN

Resellos sobre los enteros de cincuenta centavos

Tipos I, II y III.- cuatro líneas en color negro, usando letra tamaño 8, con varias alineaciones.

Tipos IV, V y VI.- Cuatro líneas en negro usando varios tipos, tamaños y alineaciones.

Tipo VII.- Existe una variedad con tipografía ligeramente distinta y el error “enciera”, en lugar de "encierra", en la primera línea.

Resellos sobre los dos valores

Tipo VIII.- Dos líneas en verde.

Tipos IX y X.- Doble círculo en colores violeta o verde.

Los resellos de los tipos I al VI están sobre el valor impreso; los del tipo VIII en la parte inferior de la tarjeta; los tipos IX al X junto al valor impreso o sobre él.

Tipos de resello en la primera emisión de las tarjetas vista de 1939

RESELLOS EN LA SEGUNDA EMISIÓN

Resellos sobre los enteros de quince centavos

Tipo I.- Resellos en azul o negro.

Resellos sobre los enteros de cincuenta centavos

Tipos II, III, IV y V.- Cuatro líneas en negro usando varios tipos, tamaños y alineaciones.

Resellos sobre los dos valores

Tipos VI y VII.- Doble círculo en violeta o verde.

Los resellos de los tipos I al IV están sobre el valor impreso; los de los tipos V y VI junto al valor impreso o sobre él.

Tipos de resello en las tarjetas de la segunda emisión


EL PRIMER FILATELISTA

John Edward Gray
John Edward Gray fue un naturalista británico nacido el 12 de febrero de 1800 y muerto el 7 de marzo de 1875, que tuvo a su cargo la dirección e zoología del Museo Británico, entre 1840 y 1874.

En mayo de 1840, cuando salieron a la venta los primeros sellos de correos, Gray decidió comprar algunos a fin de conservarlos para la posteridad; al hacerlo dio inicio a una afición que pocos años después se extendió por el mundo y recibió un nombre: filatelia.

El interés de Gray en las estampillas de correos no terminó con la compra de las primeras que se emitieron, sino que se convirtió en coleccionista de las que siguieron poniéndose en circulación en el mundo.

Luego, como fruto de su trabajo como coleccionista, Gray puso a disposición de sus colegas, en 1862, el primer catálogo británico de sellos psotales A hand catalogue of postage stamps for the use of collectors, del que vale la pena leer la introducción y puede descargarse en nuestra BIBLIOTECA.

Para entonces, tanto en Francia como en Gran Bretaña, se habían publicado ya catálogos de estampillas de correos y la filatelia se estaba convirtiendo en una actividad con cada vez más cultores en todo el globo.

LAS ESTAMPILLAS COMO FUENTE DE CONOCIMIENTO: UNA ANÉCDOTA DE ROOSEVELT

Es un lugar común ese de que las estampillas son fuente de conocimiento; no hay tema que no aparezca en ellas, y quienes las coleccionan pueden abordar los más variados campos del conocimiento humano,gracias a las figuritas impresas en esas piezas de papel.

Ernest A. Kehr cuenta, en El Apasionante Mundo de la Filatelia, una anécdota que tiene como protagonista a Franklin D. Roosevelt, filatelista y presidente de los Estados Unidos, que ilustra mejor que nada ese lugar común. Ocurrió en una reunión del Consejo Aliado de la Guerra del Pacífico, un año después del ataque japonés a Pearl Harbor.

Franklin D. Roosevelt trabaja en su colección de sellos

"El señor Walter Nash, delegando de Nueva Lezandia -cuenta Jehr-, propuso que las fuerzas aliadas ocuparand eterminadas islas como punto de apoyo para el avance hacia Tokiio. El presidente Roosevelt meditó unos momento y luego replicó: 'Estaría muy bien, pero quizás convendría más apoderarse de Mangareva'. Nash se sentía molesto al tener que admitir su desconocimiento de esa isla, situada en el archipiélago de Tuamotu y dependiente de la administración postal de Tahití, pero Roosevelt le explicó: 'Dista algunas miles de millas de Nueva Zelandia, la conozco porque soy coleccionista de sellos'. Y no pasó mucho tiempo sin que las fuerzas aliadas se dirigieran a Mangareva".

SE PRESENTÓ EN QUITO LA XI SERIE IBEROAMERICANA

Entre el 17 y el 19 de abril de 2017, se realizó en Quito la XI Convención Iberoamericana de Monedas Conmemorativas, con la presencia de representantes de Argentina, Cuba, Ecuador, España, Guatemala, Nicaragua, Paraguay, Perú y Portugal.

La reunión se realiza cada dos años y, como parte del mismo, se presentó la XI Serie Iberoamericana, serie de monedas conmemorativas que, en esta oportunidad, se dedica a las maravillas naturales de los países participantes. Las monedas se presentaron en un acto realizado el 19 de abril, en el Museo Numismático del Banco Central del Ecuador, con la presencia de representantes de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre de España, responsable de la acuñación.

Tomado de Banco Central del Ecuador

La iniciativa conjunta de los países iberoamericanos integrantes del proyecto de acuñar cada dos años una serie de monedas conmemorativas, cumple ya un cuarto de siglo. En esta décimo primera emisión, la serie incluye nueve monedas coloreadas, habiéndose escogido, en el caso del Ecuador, la imagen del volcán Cotopaxi, reflejado en la laguna de Limpiopungo.

Los participantes en la Convención escogieron, entre las nueve monedas, la mejor diseñada de la serie, habiendo empatado en el primer lugar las monedas ecuatoriana y argentina.

A partir del mes de junio, la moneda conmemorativa ecuatoriana, la primera coloreada en nuestro país y con valor nominal de un sucre, estará a disposición del público en el Banco Central del Ecuador.