jueves, 27 de febrero de 2020

ARTURO FERRER SE REINVENTA

Arturo Ferrer Zavala
Después de un prolongado silencio, volvemos a ver en actividad a nuestro querido amigo Arturo Ferrer Zavala, miembro del Grupo de Estudio Ecuador. Primero, con una entrevista concedida e El Eco Filatélico, que les invitamos a leer pulsando AQUÍ y, después, con nuevas notas, que ya nos hacían falta, en su página web.

Por motivos de salud dejó la dirección de la Comisión de Enteros Postales de la Federación Interamericana de Filatelia, a la que dio notable impulso con una serie de actividades que impulsaron esta rama del coleccionismo y despertaron mucho interés en ella.

Eso, sin embargo, no ha significado que deje la tarea filatélica y, sobre todo, la tarea de divulgación por medio de la página web que mantiene desde hace varios años y que, por obvias razones, ha dejado de ser la página oficial de la Comisión de Enteros Postales de la FIAF y reaparece incluyendo un nuevo campo de interés: la cartofilia.

Pues sí. Dejando en claro que no abandona los enteros, Arturo nos cuenta en su remozada página web que le ha picado un nuevo bicho: la colección de tarjetas postales y que retoma su página para comenzar "esta nueva y ... apasionante andadura".

No cabe duda que este nuevo empeño lo hará como lo ha hecho siempre: muy bien. Así que los cartófilos tienen ya un nuevo espacio al que pueden acceder pulsando AQUÍ, o accediendo por medio del enlace permanente que hemos colocado en la columna derecha de este blog. Conviene, sobre todo, que atiendan el llamado de Arturo: “Cartofilos peninsulares y americanos … aquí tenéis vuestra casa, cualquier artículo que enviéis a ella será publicado de inmediato y leído por cientos de amigos…. Ala animaros….".

Gracias Arturo por este nuevo empeño. Desde el Grupo Ecuador colaboraremos en lo que esté a nuestro alcance para que tenga éxito.

GUILLERMO PETTIGIANI Y RAFAEL ACUÑA CASTILLO SE INCORPORAN A LAS COMISIONES FIAF

Guillermo Pettigiani (izquierda) y Rafael Acuña Castillo,
nuevos delegados a las comisiones FIAF de Filatelia Tradicional
y Filatelia Temática, respectivamente
Argentina acaba de designar a Guillermo Pettigiani como delegado de ese país a la Comisión de Filatelia Tradicional de la Federación Interamericana de Filatelia, que preside el uruguayo Walter Britz. Guillermo es doctor en Ciencias Económicas, (Contador Público) y Licenciado en Administración; expositor premiado internacionalmente, Jurado FIP y FIAF y, desde 1992, Presidente de la Sociedad Filatélica de la República Argentina (SOFIRA). Para más detalles pueden consultar el blog de la Comisión de Filatelia Tradicional de la FIAF, pulsando AQUÍ

Al momento, nueve países están representados en la Comisión de Filatelia Tradicional que cuenta, además del delegado argentino, con delegados de Bolivia (Martha Villarroel de Peredo), Brasil (Klerman Wanderley Lopes), Costa Rica (Fred O'Neill), Cuba (Juan Carlos Fresquet), Ecuador (Pablo Pérez), México (Octavio Chapa), Perú (Carlos Brenis) y Uruguay (Walter Britz).

También hay novedades en la Comisión de Filatelia Temática, que preside el argentino Roberto Néstor Cravero. España acaba de comunicar que, para cubrir la vacante dejada por el lamentable fallecimiento de Esetanislao Pan de Alfaro, ha designado como su representante nacional en esa Comisión a Rafael Acuña Castillo. Rafael es doctor en Farmacia y Química y un activo participante en la filatelia organizada española e interamericana, que ha representado a su país en diversas exposiciones y actividades filatélicas internacionales.

La Comisión de Filatelia Temática cuenta al momento con 15 delegados: Roberto Néstor Cravero (Argentina), Martha Villarroel de Peredo (Bolivia), Rogerio Dedivitis (Brasil), Cristian García (Chile), Juan Manuel Moreno (Colombia), Luis Fernando Díaz (Costa Rica), Freddy Moreno (Ecuador), Mauricio Mejía (Honduras), David Braun (México), Marcela Díaz Cabal (Panamá), Abraham Valencia (Perú), Fabrice Fouchard (San Pedro y Miquelón), Miguel García (Uruguay), Jorge Yacoub (Venezuela) y el recientemente designado Rafael Acuña Castillo.

Los presidentes de las dos comisiones solicitan a los países que aún no han nombrado sus delegados, que lo hagan. Pueden comunicarse con Walter Britz (walter.britz@temac.com.uy) o con Roberto Néstor Cravero (craverorobertonestor@yahoo.com.ar).

Héctor Di Lalla, Presidente de la Comisión de Historia Postal, aprovecha esta oportunidad para solicitar también la designación de delegados nacionales para ese cuerpo colegiado. Pueden hacerlo comunicándose al correo hectordilalla@gmail.com. 

domingo, 23 de febrero de 2020

ALMUERZO ANUAL Y SEXTA DISPERSIÓN DEL GRUPO ECUADOR

Al empezar su cuarto año de vida, el Grupo de Estudio Filatélico Ecuador realizó su tradicional almuerzo anual, el tercero, en el que se reunieron buena parte de los miembros del Grupo que residen en la ciudad de Quito.

Tercer almuerzo anual del Grupo Ecuador

En un ambiente de camaradería, los asistentes y sus familiares compartieron agradables momentos y protagonizaron amenas tertulias.

Asistentes al tercer almuerzo anual del Grupo Ecuador

A continuación, se realizó la sexta dispersión organizada por el Grupo Ecuador, en la que debemos destacar el interés que despertaron los lotes de filatelia clásica, por los que se produjeron cerradas pujas. 

Imágenes de la sexta dispersión del Grupo Ecuador

La exhibición de los lotes sirvió, además, para intercambiar valiosas informaciones sobre ellos, con el consiguiente beneficio para los participantes que aprovechan estas ocasiones para profundizar sus conocimientos filatélicos. 

El restaurante Casa Angus, lugar del encuentro, ofreció un excelente espacio, buena comida y todas las facilidades para la realización de esta reunión anual.

SOBREMARCAS PROVISIONALES DE LA NUEVA REPÚBLICA DE PANAMÁ EN 1903, USADAS PROVISIONALMENTE EN ENTEROS POSTALES COLOMBIANOS DE USO CORRIENTE Y EN EXISTENCIA EN EL ESTADO DE PANAMÁ (IV)


Edward D. Vianna B.


C. AGENCIA POSTAL DE COLÓN

Tipo I.- Color violeta. Sobremarca "REPUBLICA DE PANAMA". Letras "A" son cuadradas. En la agencia postal de Colón sólo se utilizó tinta color violeta para aplicar todas las sobremarcas.

Figura 22.-  Tarjeta entero postal colombiana con sobremarca en color violeta. Circulada de Colón a Cognac (Francia).
Colección de Federico Brid

Figura 23.- Tarjeta entero postal colombiana con sobremarca color violeta. Circulada de colón a Munich (Baviera, hoy Alemania).
Rara cancelación del "reloj" de Bocas del Toro. Ex John Sinfield

Figura 24.- Tarjeta entero postal colombiana con sobremarca color violeta. Circulada de Colón a Pontarlier (Francia).
Con marca de buzón Colón y marquilla "Inondations Alfortvilles". Ex Georg Maier

Figura 25.- Tarjeta entero postal colombiana con doble sobremarca color violeta. Circulada de Colón a Bruselas (Bélgica).
Marca de buzón Colón y marquilla privada. Ex Georg Maier

Figura 26.- Tarjeta entero postal colombiana con doble sobremarca color violeta. Circulada de Colón a Nueva York (Estados Unidos).
Matasellos cancelador de la bandera (en uso desde marzo de 1904 hasta diciembre de 1905). Ex John Sinfield


D. AGENCIA POSTAL DE COLÓN

Tipo II.- Color violeta. Sobremarca "REPUBLICA DE PANAMA". Esta sobremarca no es muy común.

Figura 27.- Tarjeta entero postal colombiana con doble sobremarca color violeta tipo I y sobremarca adiciona "REPUBLICA DE PANAMA"
en dos líneas. Circulada de Colón a Londres (Inglaterra). Colección de Federico Brid

EL CORREO COLONIAL EN GUAYAQUIL (II)


Melvin Hoyos Galarza

El 14 de septiembre de 1780, el Ayuntamiento recibiría un oficio de la Administración de Correos en el que le notificaba que el Tribunal de Cuentas, con sede en Quito, había ordenado que los gastos en que se incurrieron para efectos administrativos en el año anterior debía salir del Caudal de Propios del Cabildo y que esto tendría que hacerse so pena de glosas.

Único ejemplar conocido de la primera marca de origen de Guayaquil, que se conserva en el Archivo General de la Nación
en Bogotá y fue descubierta por Manuel Arango. No se la menciona en este texto, que fue escrito antes del descubrimiento
Ver más detalles pulsando AQUÍ

Es necesario aclarar que el nuevo sistema de control implementado por la Administración de Correos, obligaba a poner en cartas o encomiendas una marca con el nombre de la población donde se originaba el envío junto a la palabra FRANCA cuando el franqueo se había pagado, o lapalabra DEBE cuando el franqueo debía pagarse en el lugar de destino.

Otro dato digno de mención es el del peso, pues este era anotado sobre la carta o encomienda al momendo de ser cobrada la tariva, asegurándose de este modo, de llevar un control de lo cobrado de acuerdo con la taba establecida por la Administración de Correos.

Uso más antiguo conocido de la segunda marca de origen de Guayaquil, que en este artículo se identifica como la primera.
La carta fue remitida hacia Quito el 17 de noviembre de 1774 y pagó la tarifa simple de 3 reales (colección Georg Maier)

Estas marcas, acompañadas por las palabras FRANCA o DEBE, se conocen con el nombre de marcas de origen y su forma y características fueron cambiadas de tiempo en tiempo en cada una de las oficinas de correos establecidas en la Audiencia.

Algunas son extremadamente raras y muy buscadas por los filatelistas especializados en historia postal.

Segunda marca de origen de Guayaquil, que en este artículo se identifica como primera, en rojo, una carta enviada a Quito en 1805,
que pagó la tarifa simple de tres reales (colección Georg Maier)

Georg Maier ha sido reconocido mundialmente como el más grande conocedor del tema, siendo además el dueño de la más importante colonección de marcas de origen de la antigua Audiencia de Quito.

Gracias a sus pesquisas y a los largos años entregados a investigar el asunto, hoy podemos contar con un registro de las marcas usadas en Guayaquil en la época colonial, razón por la que hemos includio parte de su trabajo, con el fin de mostrar la imagen que éstas tenían.

Creemos necesario aclarar que parte de la importancia de estas radica en que son las precursoras de los sellos postales o estampillas pues estas no harían su aparición sino cien años después.

Cuarta marca de origen de Guayaquil, identificada como tercera en este artículo, en una carta enviada a Quito
el 29 de diciembre de 1818 (colección Georg Maier)

"La primera marca de origen que se utilizó en Guayaquil aparece en una envoltura fechada el 17 de noviembre de 1774, casi dos años después de haber sido inaugurada la Administración de Correos en esa ciudad. Esta marca se utilizó entre 1772 y 1779 y se conocen solo tres ejemplares en color negro.

"La segunda marca, utilizada entre 1778 y 1808, se imprimió en color negro hasta 1788 y en rojo a partir de ese año; no se conocen más de cinco ejemplares en el primer color y veinticinco en el segundo. El ejemplar más antiguo reportado es del 31 de agosto de 1779.

"Debido a la elaboración cruda de esta marca se puede establecer la existencia de varios ejemplares que difieren especialmente en el diseño de la letra G. La última letra termina siempre en forma recta y no inclinada y tiene un punto final, que no siempre aparece por defectos en la impresión.


GUAYAQUIL FRANCA y GUAYAQUIL DEBE. La primera en carta enviada a Quito ya en la República, en 1836, con la
indicación de que se trata de correspondencia oficial (la palabra "Servicio" aparece en la esquina superior derecha.
La segunda se envió también a Quito, también durante la República, el 29 de julio de 1826, y pagó la tarifa simple de 3 reales.
(colección Georg Maier)

"A partir de 1809 se utilizó en Guayaquil una marca de origen, con la inscripción "GUAYAQUYL", de la que se conocen alrededor de una docena de ejemplares, y que rara vez aparece con una marca de franqueo. No se han encontrado ejemplares con la marca "DEBE" sino únicamente con "FRANCA".

"Esta marca se imprimía en color rojo y la más antigua que se conoce es del 23 de agosto de 1809.

"Entre 1818 y 1838, los dos últimos años del régimen español y los dieciocho primeros de la independencia, se utilizaron dos marcas de origen y franqueo, una con la inscripción "GUAIAQUIL DEVE" y otra "GUAIAQUIL FRANCA", ambas en dos líneas.


GUAYAQUIL FRANCA, en carta enviada al presidente Juan José Flores ("Dondesehalle"). Única conocida en azul
(colección Geor Gamier)

"Las dos marcas se encuentran en color rojo, si bien de la segunda se conoce un único ejemplar en azul, del período republicano, en un sobre dirigido al presidente Juan José Flores.

"Son marcas relativamente comunes. De la primera existen alrededor de cincuenta ejemplares y de la segunda una centena. ESta última se dañó durante un momento de su uso y perdió la segunda "U" de "GUAIAQUIL", siendo aplicada durante un corto lapso con esta falla."


Tomado de Guayaquil Ibérico, 2015

NOTA: La que en el texto del artículo aparece como la primera marca de Guayaquil es, en realidad, la segunda, tal como se explica en la primera de las imágenes. El autor no lo conocía al momento de escribir este texto, porque el descubrimiento de la primera marca, gracias a las investigaciones de Manuel Arango, ocurrió luego de que el mismo se publicara originalmente. Ver AQUÍ

PLÁCIDO RAMÓN DE TORRES Y SUS FALSOS DE CUBA (I)

Gerhard Lang-Varlchs

Introducción

Plácido Ramón de Torres (1847-1918) es un falsificador prácticamente desconocido, incluso en su país natal, España. Tras unas breves notas biográficas, se presentará aquí un resumen de los pasos de la investigación que permitieron descubrir su obra falsificadora en general y que permiten atribuirle algunos de los falsos cubanos, en su mayoría ya documentados o descritos.

Nacido en Estepona (Málaga), creció en Italia donde aprendió el oficio de litógrafo. El editor y comerciante filatélico Elia Carlo Usigli (1812-1894) descubrió sus habilidades profesionales, su talento y su pasión por el coleccionismo de sellos. Lo apadrinó y lo utilizó para la producción de ilustraciones que vendía a los editores europeos de las nacientes revistas y catálogos de sellos desde mediados de la década de los 1860.

Imagen 1

Usigli le introdujo en el mundo de la falsificación. Imitaron y comercializaron las emisiones de los antiguos estados italianos así como sellos municipales.[1] Torres llegó incluso a publicar el primer catálogo mundial en italiano y durante un año la primera revista filatélica, La Posta Mondiale (imagen 1).

Tras el sonado fracaso de un proyecto común en 1873/74, el español se vio obligado a dejar Italia para siempre. Se instaló en Barcelona como comerciante filatélico y continuó desde allí su trabajo. En 1879 publicó su Álbum de sellos ..., al mismo tiempo un catálogo, ilustrado con más de 1200 de sus obras (imagen 2). Tras una vida agitada este “caballero errante” (Moens) empezó a retirarse de la actividad filatélica y falsificadora hacia principios del siglo 20.

Imagen 2

El curso de la investigación

Repasando todas las revistas filatélicas accesibles del siglo XIX, me di cuenta de que no sólo mostraban en su mayoría copias de los mismos valores de los sellos, cosa que ya desafiaba las reglas de la probabilidad, sino que eran idénticas hasta en sus diminutos detalles lo que indicaba un origen común. Los expertos en la materia apuntaban a Jean-Baptiste Moens, comerciante filatélico belga, editor de la revista Le Timbre Poste, considerado por muchos en esta parte mía del océano como Padre de la Filatelia.  

Siguiendo esta pista di con el arriba ya mencionado hecho, de que Torres, con ayuda de su mecenas y luego sólo, había producido con las piedras de sus encargos sus “falsos menores”. Era pruebas y “copias privadas”, fruto final o colateral de este trabajo, que se convirtieron en falsos al ser puestos en el mercado a través de paquetes de sellos (imagen 3).[2]

Imagen 3

En muchas de estas ilustraciones pude encontrar “errores” que en un principio parecían accidentales. En algunos casos habían sido descubiertos, públicamente denunciados y, en parte, corregidos (imagen 4). Además, al tratarse de una ilustración, algún que otro fallo tampoco tenía tanta importancia. Pero al ver que en las ilustraciones de los sellos rurales de Rusia, los así llamados zemstvo, el porcentaje de fallos se disparaba hasta el 50% y los “errores” o tal vez “bromas” aparecían también en las correspondientes falsificaciones que iba encontrando, vi que semejante práctica no era fruto de algunos fallos accidentales, sino que esos “errores” y/o “bromas” salían de una actitud deliberada.[3] También di con otro apartado de su actividad: sus trabajos “fantásticos”, sellos ubicados en algún lugar entre falso, broma y fantasía.[4]

Imagen 4

Cuando descubrí su colaboración con el falsificador suizo François Fournier, me percaté de que sus extravagancias no se limitaban al campo de los sellos, sino que se traducían también al de las cancelaciones.[5] La mezcla de sus creaciones fantásticas, los “errores” y sus matasellos falsos, también inventados o “erróneos”, llevó finalmente al descubrimiento de sus falsos de Argentina, Australia e Italia.[6]

La forma de entender su trabajo como falsificador es, sin duda alguna, totalmente contraria a lo normal. Existen falsificadores que han hecho sellos de fantasía o “bogus”-stamps, como se dicen en el mundo anglo-sajón, hay otros que han producido “bromas” o “mocks”, pero tan sólo conozco a uno que, en su limitado campo de actuación, también incluyó deliberadamente algunos pocos errores en contados ejemplares de sus falsos, el japonés Kishei Madai, erróneamente llamado a veces Kamigata.[7] Sin embargo, el único que tocó todos estos palos y otros a la vez era Plácido Ramón de Torres. Su modus operandi es único a nivel mundial.




NOTAS

[1] Gerhard Lang-Valchs [GLV]: The Spanish forger Plácido Ramón de Torres: his Catania and Livorno fakes and his Italian States forgeries, fil-ITALIA, vol. XLIV, nº 3, (whole number 177), Summer 2018, p. 107-118.
[2] GLV: Los grabadores de Jean-Baptiste Moens, Eco Filatélico, sept. 2017, p. 30-32 (1ª parte); oct. 2017, p. 25-27 (2ª parte).
[3] GLV: Las „bromas españolas“ de Plácido Ramón de Torres, Eco Filatélico, febrero 2019, p. 28-30. Olga Frey, GLV: Moens, Torres und die Zemstvo-Marken, Deutsche Zeitschrift für Russland-Philatelie, 2017, Nr. 105, p. 19-26. Versión rusa: Моэнс, Торрэс и Земство, Philatelia, Moscú, sept. 2017,  p. 28-31 (1st part), Dec. 2017, p. 29-31, (2nd part).
[4] GLV: The Stamp Fun Factory – Poking Fun on Editors and Collectors, Stamp Lover, vol. 109, nº 6, Dec. 2017, p. 173-175.
[5] GLV: Fehlerhafte Inschriften. Ein Künstler und ein Fälscher als Geschäftspartner. François Fournier und Plácido Ramón de Torres, Deutsche Briefmarken Zeitung 7/2019, p. 22-24, 8/2019, 20-22.
[6] GLV: The Australian Footprints of a European Stamp Forger (II), Australian Journal of Philately, #150, Sept. 2019, p. 5-9. I falsi italiani di Usigli e Torres. Parma, QuiFilatelia, 96, p. 16-20.
[7] Esta vertiente de la actividad falsificadora de Madai, si es que ha sido descubierta, no ha sido documentada hasta ahora. En un estudio (junto con un experto en sellos de Shanghai) de próxima publicación se presentarán y compararán los falsos “con errores” de los sellos clásicos de ese territorio producidos por ambos autores y se contrastarán sus particulares y extravagantes “técnicas falsificadoras”.

FAUNA Y FLORA. LA ÚLTIMA EMISIÓN ECUATORIANA DE 2018

Fabián Celín Pazos
hfcpemoo@hotmail.com


El 27 de diciembre 2018, Correos del Ecuador y el Ministerio del Ambiente, con la finalidad de preservar y proteger el patrimonio natural y turístico del Ecuador,  presentaron  la emisión postal  50 Años Reserva Ecológica Cotacachi-Cayapas.

La Reserva es la zona protegida más importante de los Andes occidentales del Ecuador, tanto por su tamaño como por la variedad de pisos ecológicos que contiene, desde la selva tropical hasta las alturas andinas.

La emisión consta de una tira se-tenant de cinco estampillas y una cartilla con ocho sellos autoadhesivos.

Las estampillas muestran: zambullidor plateado, venado   de cola   blanca,   laguna de Cuicocha, elenia crestiblanca y orquídea maigua.

El valor facial de cada una es de tres dólares de los Estados Unidos de América.


Se imprimieron dos mil series en policromía,  utilizando   el   sistema  offset,  en el Instituto Geográfico Militar, en Quito.

Se   usó   un   matasello    conmemorativo   pero no se imprimieron sobres de primer día.

La cartilla tiene un valor facial  es  cinco  dólares de  los  Estados  Unidos de  América,  y  está compuesta  por  la suma de dos sellos de 25 ctvs., dos de 50, dos de 75 y dos de un dólar.

En  esta cartilla  aparecen: el  cabeza de mate,  el  oso   andino,  el   águila  pechinegra,  la  tangara  montana ventriescarlata,  zamarrito pechinegro, el cerro Pilavo, la zarcilla y el mortiño.

Se  emitieron  cinco mil  cartillas, con  dimensión de 6.5 x 18.5 cms. impresas con el sistema offset, en el Instituto Geográfico Militar, en Quito. 

Se imprimieron cien boletinos informativos sin valor comercial.

El   diseño   de  toda   la  emisión   lo   hizo   Darío Berrones Bermeo.