lunes, 10 de agosto de 2020

SE POSTERGA EL CONGRESO DE LA FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE FILATELIA

Tomando en cuenta que, como consecuencia de la todavía presente pandemia de COVID 19, se mantienen las restricciones a viajes internacionales así como los peligros para la salud, la Federación Internacional de Filatelia resolvió, el pasado 8 de agosto, postergar la realización de su LXXII Congreso, que debía tener lugar en Yakarta el 10 de noviembre de 2020.


Ante la incertidumbre sobre el desarrollo de la enfermedad, el Directorio de la Federación prefiere no anunciar aún la fecha de realización del Congreso. Lo hará cuando exista certeza sobre las posibilidades de llevarlo a cabo, de acuerdo con las directivas que emanen de organismos especializados, en particular la Organización Mundial de la Salud.

sábado, 8 de agosto de 2020

LA MARCA DEL CORREO MAYOR DE QUERÉTARO EN LA NUEVA ESPAÑA

Jaime Benavides Villarreal
Carlos Federico Campos Rivas

Uno de los autores de esta nota, Jaime Benavides, participó el 11 de mayo de 2020 en el ciclo de conferencias diarias de Mi Oficina, con una presentación sobre el Correo Mayor de la Nueva España (pueden verla completa pulsando AQUÍ).

En esa oportunidad se presentaron las que hasta entonces se consideraban dos marcas distintas, la "delgada" y la "ancha" de Querétaro. De la primera se presentó una de las dos piezas conocidas, la dirigida a Oaxaca el 23 de mayo de 1751; de la segunda, se mostró la imagen de la única reportada, despachada a México el 7 de diciembre de 1760.

A la izquierda, la marca "delgada" de Querétaro (23 de mayo de 1751) y a la derecha, la "ancha" (7 de diciembre de 1760

Al poco tiempo, trabajando con Carlos Federico Campos en la revisión de algunas piezas del Correo Mayor, él notó algunas características de la marca "ancha", que le hicieron dudar sobre el hecho de que fuera una marca diferente; algunos elemento repetidos (la letra V y la letra A)  hacían pensar, más bien, en una doble aplicación de la misma marca.

De izquierda a derecha, marca "delgada", marcha "ancha" y los elementos
que aparecen repetidos en esta última:la letra V  y la letra A

Para despejar dudas, dividimos verticalmente la marca "ancha" y comparamos cada uno de los lados resultantes con los lados derecho e izquierdo de la marca "delgada"; no se encontraron diferencias.

Luego hicimos un análisis de la marca "ancha" con el programa informático Corel y las que a simple vista eran sospechosas duplicaciones, se mostraron claramente, y sin duda alguna, como tales. Aparte de las duplicaciones de las letras V y A, se repetían también las letras RO y se destacaba, adicionalmente, el empalme en los marcos superior, inferior y derecho.

Análisis Corel que permite identificar elementos de unión (los empalmes en los marcos superior,
inferior y lateral derecho) y repetidos (letras RO, A y V)

La conclusión es clara: no hay una marca "delgada" y una "ancha" sino una sola. La que se conocía como marcha "ancha" es, en realidad, una doble marca "delgada". Tenemos, entonces, tres piezas documentadas con marcas del Correo Mayor de Querétaro, una de ellas con una doble aplicación.

Una presentación más detallada, que se incorporará como corrección a la conferencia que se dictó inicialmente, puede encontrarse pulsando AQUÍ.

UNA LETRA DE CAMBIO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES DE 1869 CON SELLADO MÚLTIPLE

Miguel Emilio Ravignani

El papel sellado de la Provincia de Buenos se caracterizaba, en esa época, por llevar cuatro marcas: un sello seco en relieve con el valor, un contrasello también seco con el año de vigencia, y otras dos marcas en color con las mismas indicaciones. Asimismo, para el año 1869, la ley de papel sellado había establecido 18 clases, la mayor de las cuales correspondía al sello de 750 $ m/c (pesos moneda corriente), válido para obligaciones de 400.001 a 500.000 $ m/c para un plazo mayor a los 90 días; mientras que para el caso de que el vencimiento no superara los 90 días, el impuesto se reducía a 500 $ m/c. En caso de que el monto del documento fuese de más de medio millón, la ley indicaba que debían aplicarse tantos sellos como fuesen necesarios para continuar la escala en forma proporcional a la establecida.   

Hay que aclarar que los pesos moneda corriente eran utilizados en la Provincia de Buenos Aires, mientras que la Nación se regía por los pesos fuertes ($F). La relación entre ambas monedas era que 25 $ m/c equivalían a un peso fuerte.

Pasemos a analizar la pieza que dio motivo a este artículo: Se trata de una letra de cambio, a la orden del Banco de la Provincia, firmado el 6 de noviembre de 1869, por un monto de 80.000 $F, lo que correspondía a 2.000.000 $ m/c. Como la obligación era a 90 días, el impuesto que debía abonarse era de 2.000 $ m/c (cuatro veces el impuesto de 500).




Pero, en ese entonces, no existía un papel sellado de dos mil pesos, entonces se recurrió al de mayor denominación existente y se lo complementó con los sellos necesarios hasta completar el monto del impuesto correspondiente. Como el documento poseía originalmente la indicación de 750 pesos en su margen izquierdo, se le agregó, con un sello de mano, la leyenda 1250 pesos. Más complejo fue en el caso de los sellos en relieve. El papel ya tenía uno de 750 pesos, y tuvieron que agregársele dos sellos de 600 pesos y uno de 50.

Esta pieza puede ser considerada como de suma rareza; en primer lugar, porque no son comunes los sellos combinados, se trata además de la combinación más numerosa conocida y porque también son sumamente raros los sellos de 600 y 750 pesos. De hecho, el valor más alto, para esta época, que se puede ver en la bibliografía publicada es el de 200 pesos.     

Bibliografía

Akerman, Clive FRPS,L. The Revenue Stamps of Argentina. Volumen I: The Province and Municipalities of Buenos Aires. England, 1999.

Berriso, Eugenio y Pezzimenti, Héctor. Papel sellado de Buenos Aires, Provincia y Estado (1821 – 1900). Buenos Aires, 2002.     

MIS PRIMEROS TREINTA AÑOS EN LA A.F.E.

Luis Carlo
lfcarlo@telconet.net

Creo que todos los filatelistas tenemos períodos de intermitencia en nuestra afición. En mi caso fue durante la Universidad y en mis primeros años de matrimonio. Ya con familia formada y ejerciendo profesión entonces estaba listo para retomar mi colección en donde me había quedado.

Lo primero que hice fue ponerme al día con el Club Filatélico Guayaquil, visitar a los comerciantes activos de Guayaquil. Aún estaba con vida Justo Campaña y también Efrén Cherrez. En esa etapa conocí a Elvis Vélez que me consiguió muy buen material para mi colección.

Pero pasado un tiempo parece que ya se habían cumplido algunas metas, particularmente en el plano de conocimiento filatélico.  El CFG había dejado de sacar sus publicaciones “Guayaquil Filatélico” (1982) y “Ecuador Filatélico”  (1984).  Recordé entonces que en Quito había otro club y que continuaba publicando su revista llamada “El Coleccionista Ecuatoriano”.  Decidí entonces hacerme socio de la Asociación Filatélica Ecuatoriana.

Luis Carlo, izquierda, nos cuenta su experiencia de 30 años de actividad filatélica en la Asociación Filatélica Ecuatoriana,
desde que el entonces presidente de la institución, Guillerme Peña (derecha), le comunicará que había
sido admitido como socio mediante la comunicación que consta al centro

Les escribí, me respondieron, llené la solicitud en la que previamente me recomendaba para mi afiliación un Sr. Guillermo Peña, que no conocía.  Con fecha 13 de agosto de 1.990 emitieron un recibo por mi cuota de inscripción y cuota anual asignándome el número de socio 241.

Posteriormente recibiría mi primer número de El Coleccionista Ecuatoriano, y cada mes recibía un listado titulado AFE Remate No. XX. El listado tenía varias columnas: Lote No, Estado, año de emisión, motivo y notas, Ref. Banco Central, Yvert, precio base en sucres. Esto fue nuevo para mí. No conocía de esta importante actividad, que a lo largo de estos 30 años he podido ser testigo que se ha realizado  casi sin interrupción  (al menos eso creo). Me di cuenta que habían dos subastas especiales en agosto y diciembre con muy buen material.

Mi única experiencia en una subasta había sido en el CFG hacía muchos años. No fue una buena experiencia, pues en aquella ocasión Carlos Wong se llevó absolutamente todos los lotes. No me quedaron ganas de volver a participar en una subasta.

El número de diciembre de 1989 de El Coleccionista Ecuatoriano, que se distribuyó en 1990,
con cartas como la que consta a la izquierda, dirigida al autor de esta nota


Como socio les escribí a la AFE y les mandé una mancolista de mis necesidades.  Me respondió Guillermo Peña quién además me llamó por teléfono y me dio la suficiente confianza para que participara en las subastas, que envíe mis ofertas por escrito y que él se encargaría de presentarlas en mi representación. Si ganaba algo, él me comunicaba, yo le enviaba el pago correspondiente, y luego él me enviaría por TAME los lotes ganados. Proceso que se repitió por muchos años. Gracias a esta llamada telefónica pude conseguir excelente material para mi colección, a muy buen precio. Cómo cambió mi colección con esa llamada telefónica de Guillermo. También en esa época me ayudaban con mis ofertas Maruja de Chiriboga y Rodrigo Páez. A Rodrigo lo conocí en una de mis visitas a Quito, a Doña Maruja no la conocí aunque la traté muchas veces por teléfono.

Al año siguiente (1.991) fui invitado a colaborar con la  sede social de la AFE. Lo que hice gustoso. Luego vendría la invitación para participar en una exposición filatélica nacional, para lo cual tuve que desempolvarme pues no había expuesto desde mi época de filatelista  juvenil. Luego vendrían invitaciones para participar en exposiciones internacionales, las primeras en las que participé.  Sin importar los premios, a mí me interesaba la participación, y que gracias a Guillermo que tenía la gentileza de invitarme, de inscribirme, y de llevar o lograr que alguien lleve mi colección.

En alguna ocasión durante un viaje familiar aproveché para conocer el almacén del Dr. Georg Maier, en donde tuve la oportunidad de conocer a Olivier Bertossa. Poco tiempo después se dio su prematura partida. Nos dejó ese gran catálogo especializado que todos usamos con frecuencia.

Los años pasaron, y era hora que la nueva generación de AFE tome la posta. El primero en contactarme fue Pablo Pérez, quien en un viaje a Guayaquil aprovechó para conocerme en persona.

Seis mil sucres era el valor de la cuota anual en la Asociación Filatélica Ecuatoriana, hace treinta años, en 1990. Un año
después, el 12 de mayo de 1991, se inauguró el nuevo local social, tras cinco años de esfuerzo conjunto de los socios.
La foto registra la colocación de la primera piedra del nuevo local, en octubre de 1985: de izquierda a derecha,
Augusto Pérez, Guillermo Peña, Antonio Carrillo, Rodrigo Páez, Odita de Cataldi, Giovannio Cataldi y Alfredo Fuentes

En una exposición filatélica en Quito  conocí al nuevo presidente de AFE, Teddy Suárez. Aquí pude darme cuenta que la nueva generación de AFE tenía lindas y muy completas colecciones. Tuve la oportunidad de conocer a algunos de ellos durante la Exfigua 2016, Paul Novoa, Diego Vásconez y Jaime Garzón. Con Jaime había tenido contacto previo pues le compré su gran obra: El Album de sellos de Ecuador, que ahora utilizo como una extensión del Catálogo del Banco Central.

En alguna ocasión me visitaron en mi trabajo Hernán Olgiesser, quien vino a conocer mi colección de errores y variedades de Ecuador. Más adelante me visitaría y conocería a Guillermo Estrella.

Luego conocería a Juan Pablo Aguilar, y el gran trabajo que realiza en su blog Actualidad Filatélica.  Solicité ingresar al Grupo de Estudio Ecuador y recibí el gran honor de ser aceptado. Juan Pablo tuvo la gentileza de publicar mis primeros artículos filatélicos.  En una visita que hizo a Guayaquil pude conocer a Miguel Naranjo.  Quien vino a conocer la colección de autos antiguos de mi papá. No se pudo concretar conocer a Oswaldo Navas, pero en algún momento se dará.

Hace pocos días Oswaldo y Janira Mármol aceptaron gentilmente publicar un resumen de mi artículo referido a la calle Mendiburu en la columna de diario El Comercio: El Rincón del Filatelista.

La AFE llega en este mes a sus 85 años de existencia con la particularidad de tener a su primera Presidenta, Janira Mármol.

El ingreso al local de la Asociación Filatélica Ecuatoriana y una dispersión en 2011

Estos 30 años en AFE han sido una buena experiencia en mi vida. He sido testigo de grandes cambios. Las comunicaciones y la forma de llevar las subastas son un ejemplo de estos cambios. Primero recibía el listado de la subasta por correo, unas veces franqueada en forma mecánica (lo que no me gustaba, pues prefería la estampilla para mi colección).  Luego nos pasamos al envío por fax, con lo que las estampilla desparecieron del todo. La recepción del material siempre fue por TAME, nunca por correo. Luego y en forma mas reciente  pasamos a Servientrega. En algún momento se empezaron a incluir imágenes en blanco y negro en el listado, y para los remates especiales se empezaron a incluir imágenes a color impresas. Eso fue un gran avance. Mientras Elvis Vélez en el CFG incluyó el envío por CD de imágenes escaneadas. La  AFE nunca adoptó esta modalidad. Pero cuando ya llegó el correo electrónico y después que Ebay irrumpió en el panorama filatélico las imágenes jpg del material a subastar y el envío por Email ha sido la norma  hasta la presente fecha. En el caso de las estampillas una imagen habla poderosamente mucho más que la mejor y más detallada descripción en palabras.

En este año y obligado por la circunstancias que impiden las subastas presenciales, AFE inició la modalidad de subastas online  a través de la plataforma zoom. Por primera vez en mi vida pude estar en una subasta AFE. Había visto fotos, y me di cuenta que durante las subastas se brinda con vino. Se notaba que el ambiente era bueno y de camaradería.  Que gran experiencia fue esa tarde. En primer lugar el martillador Miguel Naranjo, fue un espectáculo aparte, con gran entusiasmo y dando muestra de su gran conocimiento en una forma vertiginosa e incansable durante 3 horas y media llevó a cabo el arbitraje de las pujas. Tremendo trabajo del martillador, ni me lo imaginaba que así podía ser. Y las pujas que se dieron ese día fueron un espectáculo, el particular “Voy, voy, voy”, para indicar que iba por el siguiente valor en la puja.  Vaya que ese día hubo records. El lote mejor vendido en toda la historia de las subastas, y además la subasta con mayor venta de toda la historia.  Inolvidable esa tarde que considero mi primera verdadera experiencia en vivo en una subasta. Ojalá que cuando este problema acabe estas continúen para quienes por diversos motivos no podemos viajar a Quito podamos estar presente aunque sea de una manera virtual.  Tres horas y media dura una subasta, no tenía ni la más mínima idea de que esto pasaba cada mes.

Este es más o menos un resumen de mis actividades en la AFE durante estos primeros 30 años. Lo mejor de todo es que mi lista de amigos aumentó en esta gran asociación con la que compartimos fecha de aniversario y nacimiento. Muchas gracias AFE, gracias también  a todos quienes han hecho y siguen haciendo de ésta la  gran institución filatélica que es. Y sobre todo a Guillermo Peña, quien una tarde me llamó por teléfono y me dio la suficiente confianza para que mi colección diera un paso muy importante durante todos estos años. 

MADRE DESCONOCIDA: UNA PARTIDA DE NACIMIENTO DE 1911

Roberto Ortiz Safadi

Uno de los atractivos del coleccionismo de timbres fiscales proviene de los documentos que los contiene, muchos de los cuales aportan importantes datos históricos, información relevante o curiosidades como la que se presenta aquí: una partida de nacimiento del año 1911, que reposa en la colección del autor.

El documento fue extendido el 26 de enero de 1911 "beinte y ceis de Enero de mil novecientos onse", según la ortografía original), en Olmedo, población de la provincia de Manabí, en la costa ecuatoriana, y da fe que en la cercana localidad de Boquerón, nació dos días antes, el 24 de enero, a las siete de la noche, Guillermo Agustín Delgado.



Lo curioso es que el niño fue inscrito por su padre, soltero, quien con este acto lo reconocía como hijo ilegítimo, según las categorías del derecho de entonces, y declaraba que la madre era desconocida.

El documento fue legalizado con el pago del impuesto patriótico que se estableció en 1911, durante un momento de tensión territorial con el Perú, para financiar la defensa nacional. Consta, por eso, el Timbre Patriótico de diez centavos, que en este caso es un timbre provisional resultante del resello de un timbre fiscal de igual valor, que se emitió para el bienio 1901-1902.

THE FORWARDING AGENTS IN MEXICO (V)

Alicia S. Gutiérrez
from Mexicana, Journal of MEPSI, October 1989
compiled by Jaime Benavides








[4] J. H. Parrot was the U.S. Consul at this port.

[5] For complete wording of this forwarder’s handstamp, see MEXICANA, October 1984, p. 131.
[6] This forwarder also operated from Veracruz. Late last century the name Labadié is found related to a very important drug store, “Drogería de la Profesa” located on Profesa Street (now Avenida Madero), owned by Labadié y Cia.
[7] This merchant also had offices in Veracruz.

PRIMER CORREO AÉREO DE COSTA RICA A EUROPA (VI)

Arq. Enrique Bialikamien
FRPSL - Juez FIP


USOS TEMPRANOS DE LA PRIMERA TARIFA

Sobre dirigido a Alemania el 6 de agosto de 1939. Pagó C 1,35 céntimos. Porte sencillo enviado pocas semanas antes del comienzo de la II Guerra Mundial.



Sobre dirigido a Alemania el 7 de junio de 1940. Pagó un porte de C 2,50 céntimos (doble porte). CENSURA MILITAR ALEMANA EN FRANKFURT.



Sobre dirigido a Alemania el 25 de noviembre de 1939. Pagó un porte de C 3,65 céntimos (triple porte). CENSURA CIVIL ALEMANA.



USOS TARDÍOS DE LA PRIMERA TARIFA

Sobre dirigido a Alemania el 7 de julio de 1940. Recibido en Lisboa el 11 de julio. Pagó un porte de C 1,35 céntimos (porte sencillo). CENSURA MILITAR ALEMANA EN FRANKFURT.



Este sobre perteneció al señor Thomas H. Boyle Jr. El mismo se observa en la página 613 de su libro AIRMAIL OPERATIONS DURING WORLD WAR II. La ruta especificada por Boyle dice que el sobre voló por PAA a Nueva York desde San José vía Cristóbal y Miami, y desde Nueva York a Lisboa por FAM 18. La compañía DHL llevó el correo de Lisboa a Alemania.

COLOMBIA: 8 REALES DE 1820J.F. HÍBRIDA (TIPO R 156-1)

Alexander Montaña Rodríguez

Esta interesante y rara moneda combina el anverso del Tipo 157 (República de Colombia) con el reverso del Tipo 142 (Nueva Granada). 

Su rango de peso oscila entre 22,5 y 24,5 g. Diámetro 39 – 40 mm. Canto de círculos y rectángulos. 

La mayoría de los ejemplares se encuentran en VG o F.

Se trata de la primera moneda de 8 reales de la Gran Colombia (integrada por los departamentos de Cundinamarca, Quito y Venezuela según lo dispuesto por el Congreso de Angostura). De ahí que esta pieza despierte también el interés, entre otros, de los numismáticos venezolanos y ecuatorianos. Y digo entre otros, porque también existen numismáticos extranjeros que están interesados en conseguir todos los Tipos de monedas tamaño “corona” latinoamericanas, siguiendo generalmente los códigos de Krause. Lo que se traduce en una mayor demanda y la convierte en una moneda muy apetecida por los coleccionistas especializados. 

Se conocen 18 ejemplares, la mitad de ellos en colecciones colombianas. Siempre es útil actualizar el censo de piezas conocidas de los Tipos raros. 

En este artículo voy a presentar las imágenes de 12 monedas diferentes, cuyo examen permite concluir que todas comparten los mismos troqueles de anverso y de reverso.

Veamos primero dos bonitos ejemplos de los Tipos 142 y 157 (en ese orden), también emitidos en el año 1820, de los cuales surge el Tipo híbrido de transición 156 (cortesía de Stack’s).




La primera moneda híbrida que presento (página siguiente) es el ejemplar mejor conservado de que tengo noticia, el cual fue subastado por la firma norteamericana Stephen Album Rare Coins, en enero del año 2016.



La segunda pieza pertenece a un coleccionista de Estados Unidos.


Los ejemplares tres y cuatro pertenecieron a Lía Meissner y fueron subastados por Stack’s en el año 2018 (página siguiente). El primero se encuentra perforado y reparado a las 12:00 del anverso, lo que hizo desaparecer el punto bajo la granada en el reverso.



La quinta moneda fue recientemente subastada por Sedwick. Es la que ilustra el Tipo en el catálogo de Restrepo.



Las piezas seis, siete y ocho pertenecen a coleccionistas de Bogotá.





Los ejemplares nueve y diez fueron subastados por Heritage, el primero en el año 2019 y el segundo en el año 2015.




La moneda número once fue rematada por la firma española Tauler & Fau en noviembre de 2017, Lote 956.


La última pieza pertenece a un coleccionista de Estados Unidos.


Como dije al comienzo, todas las piezas conocidas comparten unos mismos troqueles de anverso y de reverso. Veamos dos ejemplos de anversos de monedas del Tipo 157 (fecha 1820) que difieren del que llevan las monedas híbridas. El de la izquierda cortesía de Stack’s y el de la derecha tomado de Heritage. Ver la sílaba DE y la separación de sus letras.



Ahora veamos un ejemplo de un reverso del Tipo 142 (fecha 1820/19) diferente del que llevan las monedas híbridas. Esta moneda se vendió en mi subasta No. 7 de noviembre de 2006, Lote 82. Ver, por ejemplo, como la letra F del ensayador está más cerca del punto que sigue a la letra J.



Tomado del Boletín Monedas de Colombia No. 8,
por Alexander Montaña R. (www.mascoleccionismo.com)
Puede ver la revista completa pulsando AQUÍ

viernes, 7 de agosto de 2020

JEAN-JACQUES TILLARD NUEVO PREMIO Y PÁGINA WEB

Jean-Jacques Tillard es un conocido filatelista, animador de las exposiciones de la Federación Interamericana de Filatelia y activo promotor filatélico en el archipiélago de San Pedro y Miquelón, territorio francés de ultramar, ubicado frente a las costas de Canadá.

Estudioso de la filatelia de su región, a la que ha dedicado múltiples estudios y sobre la cual ha publicado algunos libros, Jean-Jacques es además un multipremiado expositor, regularmente presente en las exposiciones continentales e internacionales. Hace poco (26 de febrero de 2020), La Dépêche du Midi, de Toulouse, le publicó una entrevista en la que se hacía referencia a las 130 medallas de oro grande que ha recibido por sus colecciones (pulsar AQUÍ). 

Jean-Jacques Tillard, el Gran Premio y la medalla de Estonio 2020 y el encabezado de su nueva página web


El mes pasado acaba de sumar a la lista un nuevo galardón: el Gran Premio de la exposición europea Estonia 2020 (pulsar AQUÍ).

Jean-Jacques acaba de poner en el aire un nuevo espacio filatélico. Se trata de la página web SPM PHILATÉLIE - J-J. TILLARD que, como indica, se presenta como un sitio para compartir su pasión filatélica.

Hemos agregado un enlace permanente a la página en la columna derecha de este blog, al que pueden acceder también pulsando AQUÍ. Les invitamos a visitar esta página.

Felicitaciones J-J.

miércoles, 5 de agosto de 2020

EL SÁBADO 8 DE AGOSTO, DISPERSIÓN VIRTUAL EN EL CLUB FILATÉLICO GUAYAQUIL

Una nueva dispersión virtual nos ofrece el Club Filatélico Guayaquil; se realizará el próximo sábado 8 de agosto, a partir de las tres de la tarde, hora de Ecuador (GMT -5).

Como es usual, el Club nos ofrece, en esta dispersión, lotes de filatelia y numismática, del Ecuador y el extranjero, así como otros coleccionables, y en el ámbito nacional una muestra de lo más variado de todas las épocas y especialidades de nuestra filatelia. Son un total de 230 lotes, cuya lista pueden ver pulsando AQUÍ. La lista completa de las imágenes se puede ver pulsando AQUÍ.

Carta prefilatélica completa,enviada de Guayaquil a Cuenca el 11 de junio de 1864, con marca PP y fechador CDS,
lote 16 de la dispersión del Club Filatélico de Guayaquil; precio base, USD 200

Los interesados pueden asistir a la dispersión pulsando AQUÍ. Para quienes no puedan asistir se ha puesto a disposición el correo electrónico cfgsecretario@yahoo.com, al que pueden hacer llegar sus ofertas. 

martes, 4 de agosto de 2020

EL PREMIO LUFF PARA YAMIL KOURI

La American Philatelic Society ha resuelto adjudicar el Premio Luff por Contribuciones Excepcionales a la Filatelia, correspondiente al año 2020, a Yamil Kouri.

Yamil es uno de los más prestigiosos filatelistas americanos. Le debemos una gran cantidad de estudios de filatelia e historia postal que han aparecido en renombradas revistas especializadas, así como dos libros: la historia postal del Nueva Orleans español y la historia postal de la guerra hispano-estadounidense en Cuba, trabajo este último que fue galardonado con el premio Álvaro Bonilla Lara, de literatura filatélica, otorgado por al Federación Interamericana de Filatelia.

Nacido en Cuba y residente en los Estados Unidos, Yamil Kouri es doctor en medicina interna y, en la actualidad, además de ser miembro de número de la Real Academia Hispánica de Filatelia e Historia Postal, se desempeña como vicepresidente de la Federación Interamericana de Filatelia y como comisionado general de la Exposición Internacional que se realizará en Boston en 2026.

Su don de gentes, su inmejorable calidad humana y sus amplios conocimientos, convierten a este premio en un más que justo reconocimiento a su dedicación por la filatelia.

El Premio Luff es el más prestigioso galardón que otorga la American Philatelic Society. Se estableció en 1940 y lleva el nombre de John Nicholas Luff (1860-1938), destacado filatelista de finales del siglo XIX e inicios del XX, prolífico escrito filatélico y presidente de la American Philatelic Society entre 1907 y 1909.

Felicitaciones Yamil

lunes, 3 de agosto de 2020

NUEVOS RECONOCIMIENTOS Y 110 CONFERENCIAS EN MI OFICINA

El domingo 2 de agosto, antes de la primera de las dos conferencias previstas para ese día, la Federación Interamericana de Filatelia aprovechó para completar la ceremonia de reconocimiento a quienes presentaron sus conferencias en Mi Oficina.

Leon Hong Li, Jesús Sitjà, Dila Eaton y Manuel Arango, reciben el reconocimiento
de la Federación Interamericana de Filatelia, por las conferencias dictas en Mi Oficina

Por temas de horario, no se había podido hacer la entrega de los diplomas correspondientes a Jesús Sitjà y Leon Hong Li, quienes los recibieron en esta oportunidad, así como Dila Eaton y Manuel Arango, que por motivos personales no pudieron asistir a la primera ceremonia.

El acto permitió conocer un poco más de la vida filatélica de cuatro destacados colegas, que han brindado y siguen brindando aportes fundamentales a la filatelia y la historia postal de España y América, tres de ellos, miembros del Grupo de Estudio Ecuador.



El 2 de agosto, además, se completaron, con la conferencia dictada por Miguel Emilio Ravignani sobre los sellos de ahorro postal en la Argentina, 110 conferencias grabadas en Mi Oficina (las efectivamente dictadas son un poco más) y se vienen 73 más, que se encuentran programadas, para alcanzar la meta de al menos 183 conferencias durante 2020.

sábado, 1 de agosto de 2020

LA FIP RECONOCE EL TRABAJO DE MI OFICINA

La Federación Internacional de Filatelia ha reconocido el gran aporte que viene dando a la filatelia Mi Oficina, el proyecto que reúne diariamente, desde el 14 de abril de 2020, a los filatelistas de España y América, y a todos los demás que quieran juntarse, en un programa de conferencias que ha superado ya las cien y tiene otro tanto programadas hasta fines de este año.

En sesión virtual realizada el 31 de julio de 2020, el Directorio de la Federación Internacional de Filatelia resolvió autorizar a Mi Oficina para que, si lo juzga opotuno, utilice el emblema de la organización internacional en todas sus actividades. Reinaldo Macedo y Aldo Samamé, los latinoamericanos que nos representan en el cuerpo colegiado de la la FIP, fueron quienes hicieron la propuesta que recibió la aprobación de sus colegas y, en la reunión de Mi Oficina del 1 de agosto de 2020, anunciaron la decisión e hicieron pública la comunicación oficial mediante la cual la misma fue notificada.

Reinaldo Macedo y Aldo Samamé, directivos latinoamericanos que nos representan ante la Federación Internacional de Filatelia,
anuncian el reconocimiento de la FIP a Mi Oficina y la autorización para el uso del emblema de la entidad

La comunicación de la FIP destaca el excelente trabajo de difusión de la filatelia mundial, especialmente del área de la Federación Interamericana de Filatelia, por medio de conferencias diarias de gran variedad y calidad que quedan grabadas y se encuentran a disposición de todos los interesados. Se autoriza a Mi Oficina utilizar el emblema de la FIP con la leyenda With Appreciation.

La carta de notificación puede verse pulsando AQUÍ.

Un justo reconocimiento a la que es, sin duda, la actividad filatélica más importante y de mayor envergadura que se lleva a cabo actualmente en el mundo. El archivo de videos que se está conformando gracias a las conferencia de Mi Oficina, es sin duda el mejor y más completo repositorio que, de aquí en adelante, será referencia obligada de cualquier estudioso de la filatelia y la historia postal continentales. No está demás destacar que no se trata solo de la cantidad de material disponible, sino que la calidad del mismo es, sin duda, de lo mejor que se puede exigir.

Felicitaciones a Alfonso Molina y Henry Márquez, quien cargaron sobre sus hombros este proyecto, verdadero hito en la filatelia mundial.

viernes, 31 de julio de 2020

NUEVO NÚMERO DEL BOLETÍN DE LA ASOCIACIÓN FILATÉLICA DE COSTA RICA

Está ya en circulación el número 139 del boletín de la Asociación Filatélica de Costa Rica. Este número, que corresponde al mes de agosto de 2020, tiene como portada y tema central las actividades de Mi Oficina Philatelic Society, e incluye la lista completa de las primeras cien conferencias que se han dictado en ese espacio.

La publicación incluye su tradicional sección Los rostros de la filatelia costarricense, en esta oportunidad dedicada a Amadeo Quirós Blanco quien fuera, en 1951, el primer Contralor General de la República de Costa Rica.

La sección Notas Filatélicas presenta la estampilla china de 1968 Todo el País es Rojo, rareza filatélica que se vendió en una subasta el 23 de noviembre de 2018, por la suma de 13'800.000 yuanes, unos USD 2'000.000.

Una información muy útil para los filatelistas, que se publica en este número, es la relacionada con el tamaño recomendado de hojas para montar colecciones a ser presentadas en exposiciones filatélicas.

Se incluye también información de actualidad sobre las últimas emisiones dedicadas al COVID19 y sobre los tres billetes que serán emitidos por el Banco Central de Costa Rica.

Los interesados pueden consultar esta publicación, editada por César Sancho, pulsando AQUÍ.

jueves, 30 de julio de 2020

LA MEDALLA FIAF PARA ALFONSO MOLINA Y HENRY MÁRQUEZ

La Federación Interamericana de Filatelia organizó, en la reunión diaria de Mi Oficina Philatelyc Society del miércoles 29 de julio de 2020, un acto de reconocimiento a este proyecto de conferencias y videoteca filatélica americana, verdadero hito en los estudios filatélicos continentales, por haber completado las primeras cien conferencias, de las más de doscientas que se tienen proyectadas.

Alfonso Molina y Henry Márquez, medalla FIAF 2020

Luis Claudio Fritzen, presidente de la Federación Interamericana, destacó la importancia Mi Oficina, en principio un grupo de amigos que se reunían en las exposiciones internacionales y que, para aprovechar el encierro al que nos tiene sometidos la pandemia, se convirtió, sin proponerse, en el mayor centro de difusión de conocimientos filatélicos en América y, sin duda, en el mundo.

Luis Claudio Fritzen, presidente de la Federación Interamericana de Filatelia,
durante el homenaje por las cien primeras conferencia en Mi Oficina Philatelic Society

Luego, el vicepresidente de la Federación Interamericana, Yamil Kouri, anunció la decisión adoptada por el Consejo Ejecutivo de la entidad, que adjudicó la medalla FIAF, el máximo galardón de la filatelia continental, a Alfonso Molina y Henry Márquez, quienes concibieron y llevan adelante Mi Oficina. Premio de sobra merecido no solo por el trabajo cotidiano y el aporte en tiempo y dedicación que implica este proyecto para nuestros dos queridos amigos, sino sobre todo por lo que Mi Oficina significa para la filatelia; muchos, y no sin razón, han dicho que la historia de la filatelia americana tendrá a partir de ahora un parte aguas, antes y después de Mi Oficina.

Yamil Kouri, vicepresidente de la Federación Interamericana de Filatelia, anuncia que la medalla FIAF 2020
ha sido otorgada a Alfonso Molina y Henry Márquez, uqienes aparecen arriba, en los extremos

Alfonso Molina tomó la palabra y contó la historia de Mi Oficina, desde su nacimiento en la Copa Cuba de 2014, hasta convertirse en lo que es ahora luego de varias exposiciones continentales y mundiales y en medio de una pandemia.

A continuación, Etna Guzmán y Freddy Moreno actuaron como presentadores en la entrega de los diplomas de reconocimiento de la Federación Interamericana a quienes dictaron las cien primeras conferencias.

Alfonso Molina interviene durante la ceremonia de reconocimiento por las primeras cien conferencias de Mi Oficina

Fue un acto solemne, con la presencia de filatelistas de todo el continente, en su mayoría con el traje de gala preceptivo de Mi Oficina, camiseta negra y corbata amarilla (algún momento habrá que contar la historia de este rito que, como tantos otros es el resultado de experiencias compartidas, en broma y en serio, entre amigos).

Etna Guzmán y Freddy Moreno, anfitriones de la ceremonia por las 100 primeras conferencias de Mi Oficina

En cortas palabras cada uno de los conferencistas agradeció el reconocimiento, habló de su vida en la filatelia y destacó el trabajo de Mi Oficina. Vale la pena recordar la intervención de David Braun, que recordó la forma en que el invento de Alfonso Molina cambió para bien la filatelia americana, y la hermosa frase del maestro Andrés Schlichter: "el tipo que tiene amor a un papelito de colores, de seguro es un buen tipo". 

martes, 28 de julio de 2020

SE POSPONE IBRA 2021

La Exposición Internacional IBRA 2021, que debía realizarse en Essen (Alemania), entre el 6 y el 9 de mayo de 2021, ha sido pospuesta hasta mayo de 2023.

"Lo lamentamos, pero la incertidumbre actual en la planificación es demasiado grande", han anunciado los organizadores en un comunicado publicado en la página web de la exposición, cuyo original en alemán pueden ver pulsando AQUÍ.

La decisión se tomó en estrecho contacto con el presidente de la Federación Internacional de Filatelia y con el consultor de la misma para la Exposición, Reinaldo Macedo. Se ha considerado como adecuado programar el certamen para 2023, porque la cancelación de exposiciones similares a lo largo de este año generará dificultades en la elaboración del programa de actividades filatélicas para los dos próximos años. Definir 2023 como el año de la Exposición, permite tener una fecha segura y sin superposiciones.

domingo, 26 de julio de 2020

MI OFICINA COMPLETÓ SUS PRIMERAS 100 CONFERENCIAS

El viernes 24 de julio, con la conferencia de Italo Bongiovanni sobre la SCADTA en Ecuador, se completaron las primeras cien conferencias de Mi Oficina Philatelic Society y hay un programa completo para los próximos meses, que permitirá en breve alcanzar la segunda meta que se ha propuesto: ciento cincuenta conferencias.

El logro del primer objetivo de cien conferencias fue celebrado con un pequeño acto al final de la sesión del 24 de julio, con un reconocimiento especial a quien dictó la primera conferencia (Guillermo Gallegos) y a Italo Bongiovanni, a quien le correspondió cerrar el ciclo, se entregaron también diplomas a todos quienes han dictado conferencias a partir de la fecha en que el proyecto empezó oficialmente, el 14 de abril de 2020. Hay que anotar, sin embargo, que estas cien son las conferencias que se han grabado y constan en el repositorio de Mi Oficina, que se puede ver pulsando AQUÍ, pero antes se dictaron ya varias charlas que fueron, precisamente, las que mostraron la necesidad de hacer de esta una actividad que permita contar con un amplio registro en video de los más diversos temas filatélicos, con especial atención a los del área americana. De hecho, la primera, dictada por Julio César Ponce, no fue grabada.

Henry Márquez y Alfonso Molina, responsables de Mi Oficina Philatelic society

Mi Oficina es ya un hito, no solo en la filatelia continental sino también en la mundial. Su camino lo han seguido ya varias entidades que han aprovechado la pandemia y la facilidades tecnológicas para trabajar en la difusión filatélica. Pero, en ningún caso, se ha llegado a tener, como ocurre con Mi Oficina, un ciclo de conferencias diarias (en algunos casos dos por día), durante ya más de tres meses ininterrumpidos y proyectándose, por lo menos, para un período igual.

Teddy Suárez, ya reincorporado a Mi Oficina
Las cien conferencias han sido dictadas por un total de 54 conferencistas de 16 países diferentes (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Estados Unidos, Honduras, Hong Kong, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela).  La lista completa de las conferencias la pueden ver pulsando AQUÍ.

Sin duda que, como repiten Henry Márquez y Alfonso Molina, este proyecto sin precedentes no fueran posible sin quienes presentan sus conferencias y los que diariamente participan en ellas, pero eso es solo un complemento de lo más importante: la idea misma y el arduo trabajo cotidiano de organización y procesamiento de las charlas que son única y exclusiva responsabilidad de Henry y Alfonso, que se han cargado sobre los hombros esta pesada tarea, en beneficio de la filatelia continental, A ellos, entonces, gracias por todo.

El 24 de julio fue un gran día, no solo porque se completó la meta de las primeras cien conferencias, sino porque tuvimos de regreso en Mi Oficina, después de una ardua lucha contra la COVID-19, a nuestro querido amigo Teddy Suárez, que vuelvo a la tarea filatélica que siempre le ha entusiasmado y en la que se ha merecido el aprecio y respeto de quienes le conocemos. Bienvenido Teddy.

APARECE OTRA CUCALÓN DEBIDAMENTE USADA

Anunciamos, en nuestra anterior entrega, que se había reportado el primer ejemplar conocido del sello de sobretasa para el camino de Loja a Zamora, utilizado adecuadamente en una pieza postal, en ese caso, una libranza emitida en 1925, último año de uso de la estampilla (pueden ver la nota pulsando AQUÍ).

Como suele ocurrir en estos caso, el reporte hizo que los propietarios de piezas similares se animen a mostrarlas. En este caso, Pablo Pérez nos envió las imágenes de una pieza de su colección, otra libranza postal, girada en Loja, el 19 de diciembre de 1924, con destino a Macará, en la frontera sur de la provincia; se trata, como en el caso anterior, del envío de un paquete que pesó 2 kilos con 980 gramos.



El franqueo es también el exacto: 5 centavos por cada cien gramos o fracción, lo que da un total de 1 sucre con cincuenta centavos, más 5 centavos por derecho de libranza, todo pagado con tres estampillas (un sucre, cincuenta centavos y cinco centavos) de la serie de presidentes. Se incluyen las sobretasas de 10 centavos para el ferrocarril a Puerto Bolívas y de 2 centavos para la Casa de Correos de Quito, que fue obligatoria hasta diciembre de 1924 y por eso no aparece en la libranza que reportamos en primer lugar. Se incluye, obviamente, la sobretasa que nos interesa, la conocida como Cucalón, por el nombre del ministro cuya firma aparece en cada pareja de sellos. Como en la otra libranza reportada, los sellos están cancelados mediante perforaciones en forma de cruz.

.


Ahora bien, a la rareza fundamental de tener una sabretasa Loja-Zamora debidamente usada, esto es, para correspondencia dentro de la provincia de Loja, la libranza de Pablo Pérez suma otra rareza, menor, pero no menos importantes: el sello de sobretasa de dos centavos para la Casa de Correos de Quito. Se trata del sello definitivo de dos centavos, que se usó únicamente en diciembre de 1924 y de los cuales se conocen pocos ejemplares usados en cartas o libranzas postales.

La libranza que publicamos en nuestra anterior entrega, entonces, dejó de ser la única, pero sigue siendo, junto con la que hoy presentamos, una de las grandes rarezas de la filatelia ecuatoriana.