domingo, 14 de febrero de 2016

EL CENTAVO DE BRONCE DE 1943

Aunque es generalmente conocido como centavo de cobre, la moneda de ese valor acuñada por los Estados Unidos es en realidad de bronce; es decir, lo ha sido durante la mayor parte de su período de uso, entre 1837 y 1857, 1864 y 1942 y desde 1944 hasta 1982. 

En efecto, durante los años indicados, la moneda se hizo con una aleación de cobre al 95% y zinc al 5%, esto es, bronce; en la actualidad, y desde 1982, año en que se acuñaron también monedas en bronce, el centavo es en realidad de latón (97,5% de zinc y 2,5% de cobre) chapado en cobre. La moneda fue de cobre puro únicamente en sus primeros años, de 1793 a 1836. El detalle de la composición del centavo puede verse pulsando aquí.

En 1943, el cobre se destinó prioritariamente a cubrir las necesidades de la guerra, y no estaba disponible para la acuñación de monedas. Según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, "el cobre liberado para el esfuerzo de guerra fue suficiente para satisfacer las necesidades combinadas de 2 cruceros, 2 destructores, 1.243 fortalezas volantes, 120 cañones y 120 obuses, o lo suficiente para 1,25 millones de piezas protectoras de cañones".

El centavo de acero de 1943

La Casa de Moneda utilizó, para las piezas acuñadas ese año, acero recubierto de zinc. Sin embargo, al parecer se recurrió también a unos pocos cospeles de bronce sobrantes, con los que se hicieron las únicas  piezas que se conocen, acuñadas con ese material, en 1943. Al momento se ha confirmado la existencia de una de estas monedas proveniente de la ceca de Denver, poco más de una docena de la de Filadelfia y alrededor de seis, de San Francisco.

El centavo de bronce de 1943

Precisamente una moneda de un centavo de bronce de 1943, de la ceca de San Francisco, se ofreció en venta en la subasta realizada por Heritage Auctions, el 4 de febrero de 2016, en Long Beach, y se vendió en US$ 282.000.

En 1944 se acuñó también un grupo de piezas excepcionales. Esta vez, el grueso de la producción se hizo nuevamente en bronce, pero unas pocas monedas se fabricaron con cospeles sobrantes de acero. Se conocen 27 de la ceca de Filadelfia, unas 10 de la Denver y solo 1 de San Francisco.

El centavo de acero de 1944

1 comentario:

  1. muy interesante, desde el punto en el cual me encuentro yo tengo uno igual de bronce no tiene numero de ceca por lo cual tengo entendido que es de filadelfia no se pega el iman y se que es original por su conposicion original y antigua de 1943 con el ultimo numero un poco desgastado por la circulacion me da pena de mi mismo porque aca en ecuador pais dolarisado desde 1997,no tenemos tazadores numismaticos que certifiquen estos tesoros yo quiero vender el mio ,gracias por la opurtunidad para expresarme

    ResponderEliminar