domingo, 7 de febrero de 2016

ESTAMPILLAS Y MONEDAS POR EL CENTENARIO DE RUBÉN DARÍO


El 6 de febrero se cumplieron cien años de la muerte de Rubén Darío (1867-1916) y, con este motivo, el Banco Central de Nicaragua impulsó una emisión postal y una acuñación conmemorativa, que rinden homenaje a uno de los más destacados poetas de la lengua castellana.

Se trata de dos monedas, una de oro (0,900 y 35,5 gramos) y otra de plata (0,900 y 31,1 gramos), ambas con valor facial de 1.000 córdobas y con el mismo diseño: en el anverso el busto de Rubén Darío, con su firma al pie y la inscripción "PRÍNCIPE DE LAS LETRAS CASTELLANAS"; y en el reverso el escudo nacional, la inscripción "CENTENARIO / DE LA MUERTE / DEL POETA / RUBÉN DARÍO / 1916-2016" en cinco líneas horizontales y, en los semicírculos superior e inferior, las palabras "REPÚBLICA DE NICARAGUA" y el valor facial. Ambas monedas tienen un diámetro de 35 mm.

Las monedas fueron presentadas en un acto realizado el 5 de febrero, en el que el Banco Central de Nicaragua bautizó su biblioteca con el nombre del poeta. Al mismo tiempo se presentó un catálogo en el que se registra el acervo cultural relacionado con Rubén Darío, que posee el Banco.

Esta no es la primera acuñación de Nicaragua que rinde homenaje a Rubén Darío. Hace cuarenta y nueve años, al conmemorarse el centenario de su nacimiento, se puso a la venta una moneda de oro (0,900) con un peso de 35,5 gramos y un valor facial de 50 córdobas.

El Banco Central de Nicaragua es también el impulsor de una emisión filatélica realizada por Correos de Nicaragua.

Consiste en una estampilla con el retrato del poeta, que se puso a la venta el 16 de diciembre de 2015. El valor facial es de 60 córdobas y se hicieron diez mil ejemplares. La emisión incluye un sobre de primer día y un matasellos conmemorativo.

Los homenajes filatélicos a Rubén Darío han sido numerosos y no se han limitado a su país. Apenas 5 años después de la muerte del poeta, en septiembre de 1921, Nicaragua emitió la primera estampilla con su retrato (Scott 407).

Además de las emisiones que se han reseñado, una exposición filatélica dedicada a Rubén Darío se realizará, entre el 8 y el 12 de febrero, en el Palacio de Correos de Managua.

Rubén Darío nació en Metapa (hoy Ciudad Darío), el 18 de enero de 1867. Su nombre era Félix Rubén García Sarmiento, pero como él mismo lo explicó en su autobiografía, el apellido García cedió el paso al que en su origen había sido un apodo familiar: Darío.

"Según lo que algunos ancianos de aquella ciudad de mi infancia me han referido, uno de mis tatarabuelos tenía por nombre Darío. en la pequeña población conocíale todo el mundo por don Darío; a sus hijos e hijas, por los Daríos, las Daríos. Fue así desapareciendo el primer apellido, a punto de que mi bisabuela paterna firmaba ya Rita Darío; y ello, convertido en patronímico, llegó a adquirir valor legal; pues mi padre, que era comerciante, realizó todos sus negocios ya con el nombre de Manuel Darío".



No hay comentarios:

Publicar un comentario