lunes, 29 de febrero de 2016

UNA CELEBRIDAD EN LA FILATELIA ESPAÑOLA: EL DOS REALES AZUL

Cada país tiene, entre sus estampillas, unas pocas que adquieren particular notoriedad, generalmente por su rareza o por tratarse de errores o variedades en relación con el sello tipo. Esto último es lo que ocurre con la que sin duda es la pieza más importante de la filatelia española: el dos reales azul de 1851.

Este sello formó parte de la segunda serie de sellos postales de España, que incluía seis valores, entre ellos una estampilla de dos reales color naranja (Scott 8)  y otra de seis reales color azul (Scott 10), todas con el perfil de la reina Isabel II.

Al imprimir las planchas del sellos de seis reales, se deslizó entre los clisés de éste uno de la estampilla de dos reales, lo que produjo que se imprimieran sellos de dos reales con un color que no les pertenecía: el azul.

A la izquierda, el sello de dos reales en su color original. A la derecha, el error en color azul

La primera referencia a esta error data de 1880 y, desde un inicio, generó debates sobre su autenticidad; muchos se preguntaban si era en realidad un error o se trataba simplemente de una prueba. La discusión terminó en 1900, cuando Antonio Vives adquirió un bloque de dieciocho sellos de seis reales de la emisión de 1851, que previamente había sido rechazado por otro comerciante español, Miguel Gálvez, porque estaba fuertemente matasellado.

Como en ese tiempo no se daba mayor valor a los bloques, Vives entregó los sellos a una empleada para que los separara, pero cuando ésta inició la tarea se dio cuenta de que una de las estampillas no decía seis reales, sino dos.

Obviamente, Vives mantuvo la pareja como tal y se hizo de una pieza particularmente valiosa. A Gálvez no le quedó sino lamentarse de haber tenido en sus manos un sello de tal importancia, y haberlo dejado escapar.

Aparte de esta pareja, cuyo paradero es hoy desconocido, solo existen dos ejemplares del dos reales azul, uno en la Biblioteca Británica y otro en manos privadas. Un tercer ejemplar desapareció en Barcelona durante la guerra civil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario