domingo, 6 de marzo de 2016

LA ESTAMPILLA DE NICARAGUA QUE CONSTRUYÓ EL CANAL EN PANAMÁ

Philippe-Jean Bunau-Varilla
Entre 1884 y 1888 Fernando de Leeseps (1805-1894), luego del éxito obtenido con la construcción del canal de Suez, dirigió la obra del canal interoceánico en el istmo de Panamá; en esta ocasión, sin embargo, el intento fracasó y la compañía constructora quedó en bancarrota.

Uno de los miembros del equipo de Leeseps, el francés Philippe-Jean Bunau-Varilla (1859-1940), persitió en la idea, hizo de la construcción del  canal en Panamá su negocio personal y movió todos los resortes necesarios para lograrlo.

Con el fracaso del intento francés, los Estados Unidos asumieron el proyecto del canal, pero no pensaron en Panamá, como quería Bunau-Varilla, sino en Nicaragua. Había razones de fondo para ello: las mayores garantías que podía ofrecer el gobierno nicaragüense en comparación con la inestable situación de Colombia, país del que Panamná era entonces un departamento, y las facilidades técnicas que para reducir los trabajos de remoción de tierras brindaba el aprovechamiento del lago de Nicaragua.

Bunau-Varilla inició entonces una campaña para convencer al Senado de los Estados Unidos, en cuyas manos estaba la decisión sobre el financiamiento, que la ruta más adecuada era la de Panamá; Nicaragua, decía, era un país volcánico que representaba un grave peligro para la integridad del proyectado canal.

El gobierno nicaragüense, por su parte, aseguraba que el peligro no existía y que hacía mucho tiempo que los volcanes nicaragüenses habían permanecido inactivos.

Fue entonces cuando una estampilla adquirió protagonismo.
 
El sello de 5 centavos de la serie emitida por Nicaragua en 1900
En 1900, Nicaragua había emitido una serie de sellos que mostraban al volcán Momotombo (gran cumbre hirviente en náhuatl) en erupción (Scott: 121-133). Bunau Varilla vio la imagen como una oportunidad y en 1902, cuando el Senado norteamericano estaba por tomar la decisión, adquirió una buena partida de las estampillas del Momotombo e hizo llegar una a cada senador con una pequeña nota: «Testimonio oficial de actividad volcánica en Nicaragua».  

La maniobra surtió efecto y el Senado decidió financiar la construcción del canal en Panamá; en el curso del debate, uno de los senadores exhibió la estampilla ante sus colegas y les preguntó si serían tan ilusos de construir un canal a la sombra de ese volcán.

El resto de la historia es conocido. El fracaso de las negociaciones con Colombia llevó a la conspiración que convertiría a Panamá en un país independiente, proclamado como República el 4 de noviembre de 1903.

Obviamente, Bunau-Varilla tuvo una participación decisiva en los hechos; se dice que incluso había diseñado una bandera y escrito un proyecto de Constitución para Panamá, y había preparado el texto del tratado para la construcción del canal. 

Las autoridades del nuevo país no tomaron en cuenta la bandera ni la Constitución, pero el tratado no solo que llegó a firmarse, sino que Bunau-Varilla fue el plenipotenciario que lo suscribió en representación de Panamá. El tratado Hay-Bunau Varilla, celebrado el 18 de noviembre de 1903, creó la Zona del Canal de Panamá y dio el control sobre ella a los Estados Unidos y, sin duda, importantes ganancias económicas a Bunau-Varilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario