domingo, 17 de abril de 2016

ESTAMPILLAS SOLIDARIAS

El difícil momento que atraviesa el Ecuador permite recordar el papel que los sellos postales han jugado, como instrumento de solidaridad.

El 5 de agosto de 1949, un terremoto destruyó la ciudad de Ambato, capital de la provincia de Tungurahua, a poco menos de ciento sesenta kilómetros al sur de Quito; más de cinco mil personas perdieron la vida en esa oportunidad.

Las campañas de ayuda se desarrollaron inmediatamente, no solo en el Ecuador, sino en varios países.

Uno de ellos, el Paraguay, utilizó las estampillas como medio para recolectar fondos para socorrer a los afectados.

El 6 de enero de 1948 se había emitido la serie Cincuentenario Episcopal, que incluía un sello de treinta céntimos de color azul, con la imagen del proyecto del monumento al Corazón de Jesús (Scott, C169).

Ese sello se utilizará en 1949 para obtener recursos que se destinarían a las víctimas del terremoto de Ambato. Se colocó para la efecto un resello: dos X en la parte inferior que tachaban el valor original de la estampilla (30 céntimos), y sobre ellas la leyenda "AYUDA / AL / ECUADOR / 5 + 5", en cuatro líneas horizontales; el resello se aplicó en color rojo. Se creó, entonces, una estampilla de beneficencia, que a la tarifa de cinco céntimos agregaba un valor igual, que se destinaba al fondo de ayuda para el Ecuador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario