domingo, 3 de marzo de 2019

VINETA: RESELLADO Y BISECADO

En 1901, el crucero alemán Vineta se encontraba en Nueva Orleans el día del cumpleaños del Káiser Guillermo II, por lo que se realizaron varios actos que fueron recogidos por los periódicos de la época. Los marineros alemanes remitieron esos periódicos a sus familiares y amigos.

La tarifa para impresos era de 3 pfenning, pero en el barco solo se contaba con sellos de 5 pfenning, que eran los utilizados para el franqueo de tarjetas postales.

Se decidió, en consecuencia, resellar las estampillas existentes, pero como se requerían más sellos que los trescientos existentes, el resello fue doble. Cada estampilla de 5 pfenning se cortó por la mitad y en cada uno de las piezas resultantes se imprimió el nuevo valor de 3 pfenning.

Como ocurre normalmente con los sellos utilizados en periódicos, la gran mayoría se destruyó cuando el papel que los contenía fue a dar en la basura, una vez leídas o recortadas las noticias de interés. Esto ha convertido al Vineta en un sello sumamente raro.

Los sellos bisecados se siguieron utilizando en el barco para el servicio de tarjetas postales. Para ello, en cada pieza se pegaban las dos mitades, lo que implicaba una tarifa un pfenning más alta que la correcta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario